martes, 31 de agosto de 2021

Cánovas.

 CÁNOVAS

    Cuenta Pérez Galdós en el último de los Episodios Nacionales, en el que narra el periodo histórico llamado Restauración Borbónica gestado por Antonio Cánovas del Castillo, a quién dedica el titulo del libro,que éste descansaba una tarde en el Banco Azul del Congreso, después de un dia de tensos debates cuando  se le acercaron dos de los redactores de la nueva constitución que se estaba gestando que, por cierto, era la sexta del siglo, para pedir a don Antonio que les ayudara a redactar el título dedicado a  los españoles: “los españoles son, los españoles son…” , don Antonio qué, como se ha dicho, estaba cansado y harto aquel día, les contestó malhumorado “Pongan ustedes que son españoles… los que no han podido ser otra cosa” .

jueves, 17 de junio de 2021

La Ocasión Perdida

 Con una inocencia impropia de mi condición y de mi experiencia, me permití soñar que para afrontar las consecuencias de la peor amenaza que ha tenido la humanidad en los últimos 100 años, los políticos de mi país iban a olvidar las rivalidades y la ambición de poder y se iban a poner todos a una a luchar para proteger a los ciudadanos de una pandemia de proporciones descomunales, provocada por el contagio de un virus de nueva generación que nadie absolutamente sabía cómo dominar.

Y ocurrió todo lo contrario, los perdedores vieron la oportunidad de quitarle el sitio a los que habían ganado, mientras estos ensayaban estrategias que unas veces servían y otras perjudicaban, en tanto que la gente enfermaba y moría ellos se acusaban los unos a los otros y se vendían como  conocedores de las fórmulas mágicas que iban a salvar a la gente porque los otros no sabían hacerlo. No se daban cuenta que en este país, dividido en 17 apartados, cada uno con sus propias administraciones, había 17 gobiernos con competencias en las materias implicadas y esos gobiernos estaban, unos en manos de los unos y otros de los otros, o sea, que lo que crítico de allí, yo no lo hago mejor aquí. Y la gente enfermando, muriendo, deprimiendose, arruinandose, perdiendo el trabajo, desesperándose... 

Y no pudo ser. A todos los que, como yo, soñamos con que íbamos a salir mejores, la realidad de las dos Españas nos explotó en la cara. No hay remedio, algún gen estropeado nos dejaron nuestros antepasados. 

Miguel Ríos lo ha definido como "La Estirpe de Caín " y le ha compuesto una canción. Como todo el mundo sabe, los viejos roqueros nunca mueren.


https://www.youtube.com/watch?v=y73m90juUPM


miércoles, 19 de mayo de 2021

MUNICIÓN

 MUNICIÓN



Días de Playa,2014 
collage de Juan Vida

No se ni escribir, me golpean las imágenes en los sesos, la realidad me supera y los mensajes de odio también. Lanzan criaturas como munición, a través de un mar lleno de peligros, sin apenas saber nadar, extenuados y heridos; jóvenes, mujeres, hombres y niños, misiles cargados de miseria y hambre. ¡Valiente estrategia la del Socio Preferente de la Unión Europea!

Y las proclamas de los salvapatrias defendiendo a España desde los medios, a mi que no me llamen "compatriota" que eso es muy chico, yo no quiero ser ni "patriota" ni "com", no tengo nada en común con ese tipo de personas sin corazón, sin cultura, sin educación y cortos de vista. La velocidad se demuestra andando, pero andando por todo el mundo, de norte a sur y de este a oeste, donde vive el género humano, que siente, llora y ríe igual que yo.






viernes, 2 de abril de 2021

"HAN DICHO, ESTÁN DICIENDO, HE ESCUCHADO QUE..."

 “HAN DICHO, ESTÁN DICIENDO, HE ESCUCHADO QUE…”



·Estas frases se propagan al mismo ritmo que los programas de televisión se prodigan en levantar polémicas con opinadores, tertulianos y voceros varios que montan discusiones sobre vacunas, contagios y críticas a los gobiernos de todas clases y las normas que se imparten en la lucha contra la Pandemia.

La única manera de acabar con una epidemia es vacunando a la población. Gracias a las vacunas se han erradicado enfermedades de la faz de la tierra que han sido el azote de los pueblos durante siglos. Asimismo se han evitado las enfermedades de la ganadería, garantizando no solo la salud de los animales sino la seguridad de los consumidores, que han dejado de sufrir infecciones y contagios a través de la alimentación.

Gracias a la ciencia nos hemos librado de sarampión, polio, difteria, tétanos, tosferina, malaria y un montón de enfermedades más, no hay nada más que comparar los índices de mortalidad infantil del siglo XIX con los de final del  siglo XX. Por supuesto que los países ricos son los principales beneficiados, porque pueden pagarlo todo, pero en su conciencia está el beneficio de la vacunación a los que no pueden, por el bien de ellos y de todos, porque saben que es la única forma de eliminar las enfermedades contagiosas.

Con la propagación del virus Covib 19 por todo el mundo, con tanta rapidez como los actuales medios de locomoción han permitido, millones de personas se han contagiado y se siguen contagiando de la enfermedad que el virus provoca: Es una pandemia, algo que los que hemos nacido dentro del último siglo no habíamos conocido.

Un año o más matando gente y causando miseria, la medicina poniendo todo su empeño en luchar contra algo desconocido, los políticos dando palos de ciego  tratando de corregir una situación sobrevenida con la que no habían contado ni sabían cómo.  Ha habido de todo, hoy una cosa, mañana otra, gobernantes de países superpoblados que negaban la evidencia, anteponiendo la economía a las vidas humanas, dispuestos a conservar su posición y la de sus patrocinadores (money, money), ahí están ahora a la cabeza de las macabras estadísticas  con sus millones de paisanos muertos. Incluso políticos de poca monta que utilizan el desastre para desprestigiar al contrario, poniendo en riesgo la vida de las personas en su empeño de arañar unos cuantos votos, para seguir chupando del bote.  Pandemia de enfermedad y pandemia de egoísmo y miseria.

Si hay algo que agradecer a los países poderosos es la gran inversión en la búsqueda de vacunas contra este virus nefasto, sin olvidar el interés económico que sin duda también los mueve. Pero, sea como sea, las vacunas están aquí.
La Gran Esperanza apareció a final del año 2020, pero poco han tardado en producirse las guerras de intereses entre las poderosas industrias farmacéuticos con la consiguiente repercusión política en los países-clientes de estas empresas. Las normas contradictorias entre unos países y otros,  aun siendo socios preferentes, la falta de transparencia de las resoluciones tomadas por los gobiernos locales y la irresponsabilidad de los medios de comunicación sensacionalistas, que por pillar un titular son capaces de publicar cualquier cosa, aunque sea la bomba atómica, eso o que están pagados por algunos de los bandos que mueven esas guerras; la cuestión es que sin ningún remordimiento se divulgan bulos, se fabrican noticias con medias verdades y se mete miedo a las personas que después rechazan las vacunas. Alguien debía de ocuparse de informar a estas personas que no se quieren vacunar, porque se han creído las informaciones negativas sobre estas o aquellas vacunas, que ellas serán responsables de la supervivencia del virus, porque necesita cuerpos donde reproducirse y que podría ser que si enferman, después de rechazar una vacuna, se considere que han cometido imprudencia temeraria y tengan que correr con los gastos de los tratamientos y hospitalizaciones, sería lo justo, amén de cargar en su  conciencia  los posibles contagios que provoque.

 De momento pueden estar tranquilos porque la legislación vigente no contempla esa posibilidad, pero habrá que ir pensando en modificar las normas. Los que no estamos tranquilos con su actitud somos sus paisanos que comprendemos que son libres de hacer lo que quieran, pero que sepan que nosotros también somos libres de aislarlos y de hacerles la cruz como al diablo.


jueves, 11 de marzo de 2021

LA GATA DE TRES COLORES

 

  • LA GATA DE TRES COLORES


  • Los rayos de sol pasaban entre las hojas del nogal y formaban pequeños lunares de luz. Un gato pequeño jugaba a pillar las luces que se movían por la placeta de piedra cuando la brisa de la mañana mecía las ramas. La gata dormía con un ojo mientras que con el otro vigilaba a su cachorro. Cuando se cansó de verlo  perder el tiempo persiguiendo la nada, se levantó despacio, se estiró y desapareció entre los arbustos del jardín. Volvió con una lagartija en la boca que depositó en el suelo mientras la sujetaba con una de sus patas delanteras, con la otra, de un zarpazo,  le arrancó la cola.


 El gatito se acercó a mirar con curiosidad y cuando estuvo suficientemente cerca, la madre soltó a la lagartija para que su hijo la cazara él solo. Misión fallida, la lagartija intentó huir, sin cola y conmocionada fue fácil para la gata madre impedir que escapara, y mientras la sujetaba de nuevo con su garra, con la otra pegaba un suave manotazo al gatito, a modo de maternal regañera. Esta misma escena se repitió algunas veces más,  y cada vez que el pequeño fallaba, la madre le daba su tortazo. Muerte cruel para la lagartija, pero eficaz método de educación para el gatito.


Una buena madre la gata de tres colores, cumpliendo el papel que le ha tocado enseña a su hijo a buscarse el sustento necesario para vivir. Ella se busca el suyo y no piensa en nada más, no se preocupa demasiado porque no sabe que un día será vieja, perderá la agilidad y la fuerza que le sirven para cazar y morirá sola.


Con su hijo en brazos la mujer joven seguía la escena con atención, solidaria con la misión de la gata, ignoraba entonces  la gran diferencia que,a pesar de su afinidad, aquellos dos procesos tenían entre sí. Tardaría muchos años en saber que la condición de madre la acompañaría hasta la muerte, que el bienestar de ese niño será  su afán para siempre, aunque se haga adulto o viejo,  mientras que los lazos que unen a la gata con su cachorro desaparecerán un día y uno y otra se convertirán en desconocidos. Le queda mucho por delante a la relación de la mujer con su hijo: enfermedades, colegios, caprichos, rebeldías, amores, desengaños, estudios y al final una independencia que nunca llegará a serlo. Y, con mucha suerte, llegará un día en que la rueda de la vida cambiará de sentido y ese niño que duerme en paz en los brazos de su madre, será el cobijo de la mujer  que ya será vieja. 


Por su parte la gata volvió a su vida de libertad e independencia y un día cuando los tiempos de la maternidad estaban muy lejanos y vivir la vida le costaba trabajo, se despertó una tarde de sus siesta bajo el nogal, y después de restregarse por las piernas de todos los que descansaban en las hamacas de la placeta, se encaminó hacia el seto que bordeaba la acequia y se introdujo por el hueco que siempre usaba para salir y entrar del jardín y ya nunca más se le volvió a ver.


Muchos años después, cuando el curso de la vida de la mujer también se va acabando,  vuelve el recuerdo de la gata enseñando a su hijo a buscarse la vida, sin duda la pedagogía de la buena gata de tres colores trascendió más allá de su gatito, el ejemplo de  aquella madre prendió en la mujer joven que mecía en sus brazos a su hijo en la placeta.



sábado, 6 de febrero de 2021

SALUD PARA TODOS

 

SALUD PARA TODOS

 

Carmen padece de sinusitis crónica, de vez en cuando sus senos nasales se obstruyen y se llenan de mucosidad que se infecta,   la crisis se soluciona con un antibiótico que le tiene que recetar un médico, todos los antibióticos los tiene que recetar un médico y los antiinflamatorios eficaces también, la infección le produce inflamación, fiebre  y mucho dolor. Hoy Carmen tiene la cara hinchada y un fuerte dolor de cabeza, por eso ha solicitado una cita con su médico de familia, será una cita telefónica, que evitará la visita al Centro de Salud, eso está bien porque allí podría contagiarse del coronavirus este que nos está matando, buena idea la atención telefónica, el médico tiene acceso a su historia clínica, donde consta que un especialista le diagnosticó  la enfermedad y están prescritos los antibióticos en los casos de las grandes crisis. De momento vamos bien, el médico mantendrá con ella una conversación y en base a sus explicaciones y la información que contiene la base de datos del Servicio Público de Salud, el médico introducirá en su registro una orden para que en la farmacia le faciliten las medicinas que necesita : antibióticos y antiinflamatorios  con toda seguridad. El problema viene ahora:   hoy es día 5 de febrero y la primera cita que hay libre en la consulta de su médico, repetimos que es cita telefónica, es el día 19 de este mismo mes. O sea, Carmen tiene que esperar catorce días para obtener un tratamiento para la enfermedad: increíble, pero cierto.

Se ha perdido mucho con las crisis sucesivas, los recortes y el abandono de los servicios públicos abonaron el terreno para que una pandemia feroz se llevara por delante miles de vidas y los avances sociales del siglo XX, que tanto trabajo costaron. Pero  recuperaremos los derechos perdidos más tarde o más temprano, conocimos tiempos de bienestar y a él tendremos que intentar volver, y seguro que lo conseguiremos somos la misma gente que antes lo hizo.

El caso de Carmen ha venido a pelo para contar cómo están las cosas en la atención primaria de los servicios sanitarios, y aunque la situación es mala, no es la peor. Muchas personas están viendo como son condenados a muerte por no recibir la atención necesaria para detectar patologías que con un diagnóstico a tiempo no pasarían de ser una enfermedad curable o cuando menos crónica.

Ayer se celebró el Día Internacional de la Lucha contra el Cáncer,  algunas personas hemos podido luchar y vencer la enfermedad gracias a que se diagnosticó cuando aún se podía remediar. De esta oportunidad se está privando ahora mismo a mucha gente y la sociedad no puede ni debe permitirlo.  Se tienen que emplear todos los recursos necesarios para luchar contra el Covoib19, pero para las demás enfermedades también. Si hacen falta más medios, más medios habrá que emplear, eso es primordial, porque si no  se está condenando a muerte a personas inocentes, y los responsables tienen nombre y apellidos y todos nosotros también, que nos suban los impuestos, que nos confinen, que nos encierren, lo que sea necesario y después nos pelearemos si hace falta, pero habiendo hecho lo que había que hacer, como seres racionales que somos.



martes, 19 de enero de 2021

¿Y AHORA QUÉ?

¿Y AHORA QUÉ?

¡No os lo perdonaré nunca!
¿Cuánto sufrimiento va a costar que hayáis salvado la Navidad?
Incluso me pregunto si se trataba de salvar las entrañables fiestas familiares o los negocios y el consumo disparatado que generan.
Dolor, muerte, secuelas, miedo, contagios...¿merecía la pena?¿estáis satisfechos?
Lo verdaderamente injusto es que caen los idiotas y los prudentes, los fiesteros y los pacíficos, y ahí estamos confinados, perimetrados y en la cresta de la tercera ola y deseando que solo sea la tercera, pero me temo que vendrán la cuarta y la quinta...
Incomprensible tremenda falta de educación y solidaridad, a ver que salvamos ahora y si trae cuenta salvar algo, total, no va a haber clientes que lo consuman.
Falta haría que ya que el virus no perdona fuera un poco generoso y limpiara la era de gilipoyas, que cada vez hay más y más dañinos.

domingo, 20 de diciembre de 2020

NAVIDAD 2020

 NAVIDAD 2020



En nuestra familia este año no hay reuniones de ningún tipo, ni de seis ni de diez ni de allegados ni de agregados. Los de todos los días y es bastante. Tanto como hemos comentado siempre, que si eran fiestas de consumo, que era un derroche, que gastar por gastar era una vergüenza, pues ya está, se acabó lo que se dio. No me da ni pena ni nada, lo que hace falta es que algún día podamos celebrar la gran suerte de haber sobrevivido a la epidemia. Y entonces volveremos a las tiendas, a los bares, a los restaurantes, a los hoteles y a los viajes. Cada uno según sus posibilidades. Y los gobiernos que amparen con justicia, como es su obligación, a los que a causa del virus se han arruinado.
Por eso en lugar de felicitar unas fiestas que no hay, yo voy a desearos a todos vosotros que os regaléis mucha sensatez, que no echéis nada de menos, que brindéis en vuestras casas por los que se van a quedar en las suyas y porque los Reyes Magos nos dejen a todos una vacuna que nos libre para siempre de la enfermedad.
Eterno agradecimiento para los que se ocupan de cuidar de nuestra salud y de que todo funcione y que no se nos olvide nunca el precio que muchos de ellos han pagado.
Guardando un respetuoso luto por los fallecidos y por el dolor de sus familiares y amigos, vamos a cumplir las normas, que no es que sea por nuestro bien, que es por el bien de todos.

domingo, 18 de octubre de 2020

Culpables

COLABORADOR NECESARIO

 

Tras de tiempos vienen tiempos y al final todo cambia, y ha de cambiar para que cada generación tenga su propio afán. Hubo un tiempo en que esta región prosperó gracias a la remolacha y a la caña de azúcar y aquello pasó, ahí están en La Vega los esqueletos de las fábricas azucareras y de los ingenios que transformaban lo que producía la tierra en artículos de primera necesidad que la gente compraba, hoy hasta el azúcar se ha  pasado de moda. Anteriormente el motor de la economía provincial lo llevó el esparto; en otro tiempo, remoto ya, fuimos ricos gracias a la seda, pero a los que la fabricaban los expulsaron y se fueron con sus técnicas y sus contactos, y una época de pobreza le tocó vivir a los que quedaron aquí. Últimamente hemos vivido muy bien gracias a un enclave geográfico privilegiado y a unos antepasados que nos dejaron obras de extraordinario valor, capaces de atraer a la panacea de todas las soluciones: El Turismo, ese fenómeno heredero de aquellos viajeros de siglos anteriores que tras estancias largas y provechosas, escribieron, pintaron y contaron las maravillas del lugar, lo que actualmente se traduce en personas que viajan a donde quiera que sea para enriquecer su cultura o disfrutar de cosas distintas de las que en sus lugares tienen o por el simple hecho de poder presumir de haber estado allí, sea por lo que sea a los locales les es indiferente. Lo interesante es la industria que se genera para atenderles y la riqueza que dejan. De eso hemos vivido los últimos sesenta o setenta años, y hemos disfrutado de esos servicios nosotros también. Y lo que creíamos inamovible se vino abajo por un virus criminal y hasta que no se pueda acabar con él, habrá que hacerse a la idea de que por un tiempo esa industria se va a venir  abajo. Que lo mismo que se han hecho reconversiones industriales, navales y reformas agrarias, hasta convertirnos en un país de servicios, como se planeó en el seno de la Unión Europea, habrá que hacer la reconversión turística y reinventarnos, que es lo que hemos hecho un montón de veces a lo largo de la historia.

Luchar contra los elementos no se puede y además es imposible, pero la mayor parte de la responsabilidad recae en nosotros mismos, hay información y medios para evitar contagiarse, más que nada por no contagiar. Ahí está el quid de la cuestión, en seguir las normas a rajatabla, estén o no estén los bares abiertos y las ciudades cerradas, que el homo sapiens-sapiens,  debe su nombre genérico a algo más que a la altivez, su sentido común y su lógica le tiene que servir para algo; que la muerte no respeta, que diversión a cambio de muerte no es inteligente. Y si fuera la tuya vale, pero es que la muerte viene en progresión geométrica y contigo va a caer el sanitario que te cuida, sus hijos, sus hermanos, sus abuelos y los tuyos también y los de todos... y algo muy importante: el coronavirus es el asesino, pero el que no tiene cuidado es también culpable porque tiene la condición de colaborador necesario.


miércoles, 9 de septiembre de 2020

CQC

 No es incultura ni insensibilidad, es ese oscuro objeto de deseo llamado ánimo de lucro, caiga quién caiga (CQC) 

Aprovechando situaciones extremas, con confinamiento y alevosía, se han ido modificando, apartados, puntos y conceptos en las normas relacionadas con el patrimonio cultural, para soslayar los impedimentos que lo protegen.

En ese sentido debia ir el decreto que la Diputacion Permanente del Parlamento de Andalucia aprobó a primeros de abrill modificando 21 leyes y 6 reglamentos en materias como Urbanismo, Protección Medioambiental y Sanitaria y Regulación de los.MediosPúblicos y Patrimonio.

Sospechoso de falta de buena voluntad, cuánto menos, a falta de demostrar lo contrario. 

Ay! Ay! El urbanismo y la ingeniería politico-economica qué bien se llevan!

lunes, 24 de agosto de 2020

LA CIUDAD Y LOS PERROS

LA CIUDAD Y LOS PERROS
De
Mario Vargas LLosa




En las Redes Sociales se mueven algunas veces juegos o entretenimientos que seguimos por causas diversas, unos por chulear, otros por aburrimiento y la mayoría por no estarnos quietos, en este caso mi amiga Rosa Prieto Grandal, me ha retado a que ponga siete días seguidos la portada de siete libros, no especifica el juego con qué criterio deben de ser elegidos estos libros por lo que yo he optado por poner los libros que en algún momento de mi vida han impactado en mi ánimo, o sea que no han pasado desapercibidos por mi historial de lectora, en esta ocasión el tercer turno de la sucesión le ha tocado a La Ciudad y Los Perros de Mario Vargas Llosa y lo he elegido porque en aquellos años en que yo lo leí tenía muy recientes los tiempos en que muchos de mis amigos habían sido victimas de una educación castrense en un colegio bestial, malo y maldito que había en Campillos, al que no se sabe porqué le dio a algunos padres por mandar a sus niños. En la mayoría de los casos no eran niños malos ni delincuentes, eran niños de 12 o 13 años, unos que habían suspendido asignaturas y otros porque eran hermanos de los que habían suspendido asignaturas, allí los mandaron, ni instalaciones ni buenos profesores,ni unas reglas mínimas de docencia ni de decencia, solamente palos, mierda y miedo, el resultado fue desastroso, incluso algunos de aquellos niños no llegaron a ser adultos, se torcieron para siempre y murieron en la edad de disfrutar de la vida, los otros, los que aprobaron sus asignaturas y salieron adelante( cualquiera no estudiaba allí aunque nadie les enseñara nada bueno) me consta que aún hoy cuando ya son casi viejos, o viejos del todo, algunas noches sueñan con aquella infancia en la que a fuerza de palos los hicieron hombres.Sin resentimiento, presumiendo la buena voluntad de su familia, a más de uno lo que le queda es la eterna pregunta: ¿Por qué, papá, por qué?



martes, 11 de agosto de 2020

REPLICANDO A UN CRITICÓN

"Estoy en desacuerdo con lo que dices, pero defenderé hasta la muerte tu derecho a decirlo" 
Dicen que esta frase es de Voltaire, parece ser que no es así, que se le ha atribuido históricamente porque casa perfectamente con sus ideas. Sea de quién sea, a mi me hubiera gustado que se me hubiera ocurrido a mi, pero no doy para tanto.



REPLICANDO A UN CRITICÓN


Los acontecimientos sucesivos de este año maldito, pandemia y confinamiento en primer lugar  y descubrimiento de vergüenzas varias de las más altas autoridades del país para rematar, me han llevado a escribir algunos artículos para expresar mis opiniones y hacer un poco de terapia necesaria para sobrellevar el bajón psicológico al que nos han llevado las circunstancias. En el caso de los textos escritos en la pandemia, la intención, además de lo ya descrito, era tratar de animar a mis paisanos a unir fuerzas e intenciones para llevar de la mejor manera posible y en paz tanto el periodo de contagios como el de recuperación económica. Si sirvieron para algo o no, es cosa de los demás, por mi parte quedó escrito y algo me aliviaron el ánimo en su momento.
A pesar  de que expuse mis opiniones con el máximo respeto, hay quien me acusa de sectarismo, me afea mi actitud crítica con determinada ideología y estima que no escribo sobre las otras porque, según él, no soy objetiva y no soy capaz de admitir los errores de los que él considera que son los “míos”. 
No, no y no lleva razón, principalmente porque esos no son los míos, y si tuviera ganas de buscar en mis escritos antiguos, que no las tengo, le enseñaría todas las críticas que publiqué cuando gobernaban en  Andalucía estos que no son los míos y él me adjudica.
Pero lo que sí es cierto es que las dos Españas están ahí, no podemos olvidarlo y siempre afloran los contrarios, aunque uno se empeñe en esperar concordia, no hay nada que hacer. Las dos sensibilidades están perfectamente definidas, la mitad espera igualdad de oportunidades y la otra espera seguir teniendo los privilegios de clase que siempre ha tenido, y eso no tiene remedio. Me gustaría de verdad que fuese de otra manera pero unos se pasan y otros no llegan, y ahí sigue el Concordato con la Santa Sede, ahí sigue la Ley Mordaza, ahí sigue intacta la última Reforma Laboral, tan nefasta; ahí siguen las inmatriculaciones de los monumentos de la Iglesia Católica, unos lo impusieron y los otros no tienen valor de quitarlos, ni de expropiar ni de reestatalizar las empresas públicas que los otros privatizaron.
Hemos sido traicionados históricamente: “OTAN NO, BASES FUERA”, ¿recuerdan? ese eslogan cantaban los mismos que nos metieron de lleno,si fue  para bien o para mal no viene al caso, lo que sí fue una traición en toda regla. Como esa tantas cosas impuestas y que nos hemos tenido que tragar. Éramos los tontos propiciatorios ¡Teníamos tanto miedo a volver para atrás!
Y si, querido exigente, tengo mis preferencias, de unos espero perjuicios y pérdidas, y de los otros buenas intenciones y poco más. Ante esas dos posturas yo sí he de esperar algo, lo esperaré de los que no metan a su dios en las aulas, de los que no me vendan por treinta monedas, de los que no comercien con la salud, de los que no me metan en guerras terribles o de los que alguna vez hayan sido capaces de introducir reformas de calado social y de justicia verdadera.
Pero quiero que sepas que me va a parecer muy bien a quién critiques o alabes tu, te dejo el capitulo de defensa de la monarquía y la difusión de citas nunca escritas por las glorias literarias para que lo difundas a los cuatro vientos, si eso es lo que te gusta, por mi parte me conformo con que me aceptes como soy, porque no pienso cambiar a estas alturas.

miércoles, 5 de agosto de 2020

FUNCIONARIOS Y FUNCIONARIOS

Un funcionario publico, una persona que trabaja para el estado por lo que recibe un sueldo que pagan todos los españoles, ya sea el ultimo mono o el primer mono, sabe de sobra que el principio fundamental de su trabajo es la legalidad, que bajo ningún concepto puede aceptar regalos ni prebendas que puedan influir en las decisiones que tome en el ejercicio de su misión. Cualquier funcionario sabe esto, y se guarda muy mucho de admitir regalos que vayan más allá de una cajita de bombones o unas flores, y siempre que el trabajo haya sido terminado con toda justicia, nunca antes. Si acepta algo a cambio de influir en un resultado injusto, se enfrenta a una sanción ejemplar,incluso puede ser que sea hasta apartado del servicio.Esto es lo que le puede pasar a un funcionario normal.


Si se trata de un funcionario singular, el protocolo prevé que los regalos que reciba en razón de su posición especial,sean incorporados al Patrimonio Nacional

Queda claro que un regalo recibido para que unas empresas y no otras sean adjudicatarias de contratos sería la primera falta cometida por el que fue funcionario numero uno. Si para colmo el regalo ha sido en dinero efectivo y éste se ha ocultado para no tributar por él, llevándolo a otros países o disfrazando su naturaleza por medio de entramados financieros de dudosa finalidad, no hay duda de que hay intención tramposa, por decirlo finamente para que la furia de los cielos no me caiga sobre la cabeza. No olvido por un momento que la Ley Mordaza continúa en vigor y estos asuntos son muy delicados.


Todavía no he dicho nada de delito, por lo cual que no me cuenten nada de la presunción de inocencia y esas cosas, los millones son reales, que hasta el funcionario numero uno de ahora lo ha admitido.

Y tampoco me metería yo en lo de la transparencia y ejemplaridad porque entonces nos puede dar por pensar en la trayectoria desde el principio, con tanto amigo sátrapa y tantas señoras elegantes, tanta afición deportiva, "mens sana in corpore sano", hasta que el corpore chocheó y se perdieron los papeles.

Y que conste que creo firmemente que la marcha al extranjero ha sido un error y si ha sido consensuada con el numero uno y el gobierno, se han equivocado. A no ser que haya algún temilla más por ahí y entonces el Coro de los Grillos que Cantan a la Luna al final tendrán que admitir que ha sido una huida. Esperemos que no.

sábado, 30 de mayo de 2020

TOTALMENTE CALIFICADOS

Yo no aguanto más , tu no aguantas más, él no aguanta más, nosotros no aguantamos más, vosotros no aguantáis más, ellos no aguantan más. ¿Se me ha olvidado alguno? Pues no, así estamos todos. Lo escribo aquí y es una pena, porque esto lo lee poca gente, pero falta haría que escribierais todos esto mismo o algo parecido, para que llegara a la Carrera de San Jerónimo, o a donde tuviera que llegar para que se enteraran de una vez que están jugando a un juego que no es para el que les pagamos. Nosotros no los hemos puesto ahí para que se peleen, se insulten, se difamen, ni siquiera para que se digan la verdad, si es en beneficio propio, solo los hemos puesto ahí para que resuelvan nuestros problemas, organicen la vida pública y cuiden de nuestros intereses. Tenemos algo que no teníamos desde hace muchísimo tiempo: tenemos miedo ¿saben ustedes lo que es eso? y no es por la enfermedad esa que corre por ahí, eso suponemos que lo vamos a dominar más tarde o más temprano con ayuda de los sanitarios y los científicos, nosotros tenemos miedo de ustedes ¿no lo han pensado? ¿Se creen de verdad que les pagamos para que se tiren los muertos a la cabeza? Los muertos los ha matado el virus, la gestión de la pandemia la llevan entre todos, gobierno y comunidades autónomas, y ahí están todos los partidos, así que no usen de munición en su guerra nuestra desgracia. No les va a venir bien, porque a nosotros no se nos va a olvidar, ya están totalmente calificados.

sábado, 2 de mayo de 2020

EL ROSAL

EL ROSAL

Poema I

¡No le toques ya más,
que así es la rosa!

J.R. Jiménez



La hiedra cubre las paredes del patio de atrás, donde solo da el sol la mitad del día, es un patio pequeño y gracias al verdor de la hiedra el ojo iluso lo convierte en jardincillo, los rosales no prosperan ,la hiedra ambiciosa les roba el sol. En un principio se sembraron ejemplares de ambas plantas, la hiedra pudo y se adueñó de todo el espacio disponible. Todos los rosales se perdieron, menos uno, cuyo tallo con tesón y ayuda del jardinero, fue subiendo entre la hiedra, año tras año,, gastando la poca energía que el riego le daba en crecer buscando el rayo de sol necesario para, algún día, florecer. Fue en la vigésima segunda primavera cuando consiguió sobrepasar en altura a la acaparadora y por fin floreció. Siete rosas a cual más bella, ahí están, el jardinero paciente las ha captado con su cámara, para compartirlas con nosotros en estos días de encierro.
































martes, 7 de abril de 2020

UNA VEZ VISTO...



Hoy ha salido del hospital un amigo que ha superado la enfermedad y ayer fallecieron la madre de una amiga, que estaba en una residencia, y el primo de mi vecino que era un hombre joven, nadie ha podido hacer nada ni siquiera enterrarlos, estarán en algún depósito y no puedo imaginar como se pueden sentir sus familiares.
A su vez mi cuñada, dos sobrinas políticas y muchos amigos muy cercanos van todos los días a trabajar a salvar vidas , unos atendiendo a los enfermos y otros organizando los hospitales. Allí ven sufrir a las personas asustadas y solas y mantienen todo a punto para curar y cuidar y cuando llega la hora les ayudan a morir menos solos: Mientras ellos no cuentan, en muchos casos, con las herramientas de protección necesarias y tratan de superar el miedo, porque ven como muchos de sus compañeros se han contagiado y vuelven a sus casas aterrados de pensar que ellos pudieran ser la causa de la infección de su familia.

En casa, a salvo, seguimos las noticias que nos muestran la progresión de la pandemia,con números y porcentajes que unos utilizan para comparar con otros países tratando de justificar su gestión y otros para criticarla. La verdad es que preferiríamos una colaboración en positivo, y sobre todo que hiciera que las personas se sintieran amparados y protegidas, si se tiene en cuenta que los gobiernos de las Comunidades Autónomas son de diversos colores, y son los responsables de la gestión sanitaria y social, da la impresión de que se están tirando piedras a sus propios tejados.

Yo, por mi parte, solo escucharé a quién colabore de algún modo, que ayude o aporte ideas positivas, esto nos ha venido grande a todos, desde el primero hasta el último, y la improvisación y las equivocaciones van de la mano. Como dice mi compañero con mucho acierto: "Una vez visto, todo el mundo es listo".

Y no, no es la hora de pelearse por recuperar unos votos, tiempo habrá de exigir responsabilidades, y no hay duda que habrá aciertos y errores para utilizarlos a favor y en contra, pero ahora no, ahora no es el momento, la gente sabrá lo que tiene que hacer y la factura se pagará, justa o injustamente.

Yo no pienso discutir con ningún amigo a causa de esta maldita epidemia, que está causando tanto dolor, yo solo quiero que esto pase pronto para abrazar a mis hijos,a mi familia y a mis amigos, porque ellos son lo mejor de mi vida. Y tú también.

jueves, 26 de marzo de 2020

ARRIMAR EL HOMBRO

Aún no puedo asumir la situación, es como un vértigo que nos va invadiendo poco a poco, el aquí y ahora se impone, hay que resolver lo inmediato y creemos que va a pasar pronto, quince o veinte días imaginamos y no va a ser así, pero aunque así fuera, aun cuando pase pronto la alerta porque baje la progresión de los contagios,me temo que nada va a volver a ser como era. Mi imaginación no llega a calcular como va a ser la vida en el futuro, supongo que empezaremos por honrar a los muertos, que hasta la ceremonia del adiós ha habido que suprimir. Nuestros mayores, los mismos que resolvieron la papeleta a sus hijos arruinados por la crisis financiera anterior, los que vivieron los males de la posguerra, a ellos precisamente les ha tocado pasar primero y sin el calor familiar de la despedida. Habrá que rendir homenaje a todos los profesionales que nos están cuidando desde todos los ámbitos, poniendo en riesgo su salud, incluso algunos perdiendo su vida. Ellos merecen los mayores honores y el agradecimiento eterno de todo el país.De su generosidad y su sacrificio deberemos sacar conclusiones cuando sea la hora de resolver la crisis económica que se avecina, tras haber tenido que parar la producción del país durante tanto tiempo.
Tendremos que dejar atrás muchos prejuicios fiscales y arrimar el hombro que hemos tenido bien protegido por los que lo han perdido todo. El aplauso que se merecen ellos será el que les brindemos cuando entre todos hayamos sacado este país adelante, como es obligado.

martes, 24 de marzo de 2020

LA GUERRA DE LOS VIRUS


En muchas ocasiones somos victimas de nosotros mismos, esta forma de ser que vino conmigo al mundo me ha privado de muchas cosas; no creo que sea ni virtud ni defecto pero siempre he tenido la manía , ya lo he comentado en otras ocasiones, de no creerme nada que no pueda ser demostrado empíricamente. Y claro, como nací en 1950, no tuvieron más remedio mis padres que ponerme en un colegio de monjas y tuve que vivir en medio de un mundo de influencia judeo-cristiana, o como se llame eso, y para una niña con el defectillo de la desconfianza general hacia el magisterio fue letal porque no aprendí nada que no se demostrara con una escuadra y un cartabón,con unas cuantas reglas o con unas operaciones matemáticas. Esto, por otra parte es natural, teniendo en cuenta la ideología reinante en la época por fuerza teníamos que considerar idiotas a aquellas maestras, porque la mayoría de las cosas que pretendían hacernos creer eran tonterías y mentiras. Pues resulta que todos estas circunstancias hicieron que no prestara atención a lo que debía conocer, y me he perdido todas las mitologías y las historias sagradas y ahora me encuentro con un vacío cultural importante, porque no se nada de lo que se supone que es la explicación de la evolución de los comportamientos humanos.

Yo me lo he guisado y me lo he comido, y he intentado aprender y algunas cosas las he aprendido, pero sigo sin poder interesarme por lo que no tiene explicación lógica. Y aquí me veo, que no se si lo que está pasando es producto de una guerra orquestada por intereses ocultos de los hombres o es un castigo de Dios como las plagas de Egipto por malos, por adorar al becerro de oro o por cualquier otra cosa que no le haya gustado a los otros dioses. Aunque me parece que la que se está beneficiando es la diosa Tierra, que se está tomando un respiro del estrés al que se le ha sometido en aras del progreso y lo que los humanos hemos entendido por bienestar.


Pero a ver como escapamos de ésta y está difícil de verdad la cosa, esperemos que sirva como punto de inflexión para que se replanteen muchos conceptos y muchas actitudes, que lo que estamos viendo es una guerra y la estamos perdiendo. Y es posible que la perdamos irremediablemente, como no seamos capaces de luchar como un solo ejercito y como se sigan anteponiendo los intereses partidistas para hacer mercadería de votos y voluntades quién va a perder no va a ser un partido u otro, el verdadero perdedor va a ser el mismísimo Genero Humano.


Podría darme igual , porque el mes que viene cumplo 70 años y "Confieso Que He Vivido", pero hay hijos y también hay hijos de otros hijos y quiero para todos un buen mundo en el que vivir.

jueves, 19 de marzo de 2020

ST PATRICK´DAY

ST PATRICK´S DAY

Hoy 17 de marzo es un gran día para los irlandeses, celebran el día de la Fundación de la República y conmemoran el fallecimiento de San Patricio, su patrón, que con un trébol verde de tres hojas explicó a los paganos el Misterio de la Trinidad. Si aquellos hombres creyeron en él, debió de ser porque andaban muy necesitados de creer en algo o algunas cosas más útiles debió de enseñarles, porque consiguió llevar el cristianismo a Irlanda para siempre.

Los irlandeses se han repartido por el mundo y hoy se celebra en muchos países el Día de San Patricio gracias a ellos, con vistosos desfiles y grandes festejos.
Mi sobrino JaIme nos trajo una guapa irlandesa a la familia, Nicola Mac Mahon, se casó con ella y nos ha bendecido con la preciosa Inés,una niña que es capaz de alegrar la vida a todo el que tiene cerca, mitad española y mitad irlandesa, a sus dos años de edad es capaz de iluminar el mundo que la rodea, ya sea en Irlanda o en España, ella sola, con su lenguaje particular, su arrojo,su simpatía y su desparpajo.
¡¡¡Feliz día de San Patricio a mi familia irlandesa !!!



domingo, 15 de marzo de 2020

AISLADOS PERO NO OLVIDADOS

AISLADOS PERO NO OLVIDADOS


Nunca nos hubiéramos imaginado pasar por una situación así, nuestra vida muelle (con sus más y sus menos, pero confortable) no había pasado por una situación tan extrema como esta. Debemos acostumbrarnos, el primer día ha pasado y el segundo también, habrá que hacer acopio de imaginación y paciencia para sobrellevar de igual forma   un largo periodo de tiempo.

Estos medios  nos han librado del aislamiento, tenemos esa suerte,a ellos nos acogeremos como salvación. No hace tanto tiempo que las epidemias eran cosa habitual, a lo largo de la vida de nuestros abuelos y bisabuelos podían pasar dos o tres y así se regulaba la población, pero es verdad que las ciencias adelantan que es una barbaridad y gracias los señores Pasteur, Fleming, Curie y tantos y tantos que han seguido sus pasos hemos podido vivir sin el miedo a las plagas y epidemias, y las que ha habido han estado cercadas o referidas a colectivos determinados, pero ojo, que estamos hablando de nuestro mundo, del privilegiado hemisferio norte, que en otros lares la cosa canta otra canción. No obstante de otras catástrofes no nos hemos librado, unas provocadas por la naturaleza y otras por los propios humanos,  pero hasta ahora nunca nos había tocado vivir una emergencia de este calibre. 

El otro día en mis investigaciones de las hemerotecas, en las que me informo para mis escritos, me tocó pasearme por las noticias de los años 1884 y 1885, terremoto de Alhama y epidemia de cólera,  las dos pasaron casi a la vez, no tuve más remedio que secarme las lágrimas ante aquellas noticias, en particular me impresionó el capítulo de las esquelas del periódico, en aquella ocasión el cólera no respetaba las edades, caían menores y mayores por igual, impresionante era ver esquelas de niños, pero terribles eran algunas que en la misma participación iban los nombres de dos hermanos de cinco y trece años, incluso vi alguna que albergaba tres nombres de tres hijos de una madre y de un padre, a pesar de los 135 años que nos separan, verlo me causó una honda pena. Afortunadamente ahora se cuenta con otros medios para prevenir, y aunque nos resulte molesto hoy toca asumir las medidas y llevarlas a rajatabla, tiempo habrá de criticar y analizar. 

Salir a aplaudir al personal del Servicio Público de Salud, efectivamente es infatiloide, una americanada,  pero también funciona como terapia compartida, tiene un doble efecto, ellos lo agradecen, me consta, pero también es una forma de relación con los vecinos que después de un día de soledad se agradece. En mi calle salimos a las cancelas y desde allí nos hablamos unos a otros, compartimos la experiencia diaria y alegramos un poco la noche, algún vecino me ha pedido prestado el perro, no es ninguna tontería, mañana lo compartiremos.

Bueno, vale por hoy, escribir este texto me sirve de entretenimiento y de paso comparto mis pensamientos, y a los lectores os digo que si os sirve para algo que lo leáis, y si no:
¡¡¡Ustedes perdonen!!!

sábado, 29 de febrero de 2020

PRIMAVERA TEMPRANA

PRIMAVERA TEMPRANA

La Primavera sabe de la luz y el calor del sol y pasa de fechas ¿ que dicen que es muy pronto? y a mi que me importa, si puedo hacer circular la savia y acelerar el proceso de floración en las plantas y ayudar a las crisálidas a transformar las feas orugas en preciosas mariposas ¿no será que el que está equivocado es el calendario?

Fotografías de A.González, tomadas en el Barranco del Agua, entre El Purche y Pinos Genil