viernes, 21 de noviembre de 2008

Calabacines al horno

4 calabacines pequeños o dos grandes.
4 o 5 dientes de ajo.
Un chorreón de aceite de oliva virgen extra.
Un vasito de agua, o mejor caldo de verduras o  de pollo.
Un poco de pan rallado
Perejil fresco picado
Sal y pimienta blanca molida.


Pelar los calabacines y cortarlos, si son grandes, en forma de cilindros mas o menos de la altura de las paredes de la fuente en la que se vayan a cocinar, y ponerlos apretaditos uno al lado de otro, cubriendo el fondo. Si son pequeños, cortarlos por la mitad como barquitas y colocarlos de igual forma en la fuente.
Pelar los ajos y picar pequeñitos dos de ellos, los otros cortarlos en láminas muy finas. Los ajos picados se fríen en aceite hasta que estén dorados y los crudos se colocan encima de los calabacines.
El aceite de freír los ajos se cuela y se echa por encima con cuidado de que no se caigan las láminas de ajo.
Echar sal y pimienta y espolvorear con pan rallado y perejil picado.
Añadir el agua y poner en el centro del horno a 200º durante 25 minutos mas o menos, probar que esten tiernos antes de sacarlos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada