sábado, 12 de abril de 2014

BICA

BICA
(Dulce típico de Galicia)


En una mañana de domingo del mes de abril,me enseñó mi amigo Pablo Alcázar esta receta. Fue una mañana divertida y llena de contratiempos: La Bica iba a ser el postre para mis invitados dominicales y Pablo, el gran maestro, siguiendo el viejo proverbio chino, me enseñó a pescar, además de regalarme los peces. Pero una confabulación de Policías Municipales, manifestaciones de dudosa finalidad, protagonizadas por jóvenes escolares, no se sabe si en contra o a favor de Wert, se interponían en mi camino consumiendo el escaso tiempo con que contaba. Y para rematar la mañana apareció la falta de mantequilla, elemento insustituible, como se podrá comprobar, para la elaboración de la receta. Y  en toda la Vega de Granada no había mantequilla sin sal. Tas una carrera contra reloj, y contra mano también, en el pueblo más alto de la comarca se consiguió el ingrediente fundamental y por fín se produjo el milagro dominical: llegué a mi casa a tiempo para recibir a mis invitados, más sabia y sana y salva, con un aromático bizcocho , llamado Bica por los gallegos, en mis manos.
A continuación transcribo lo que aprendí, y os recomiendo que lo hagáis al pie de la letra, pero procurad reíros mucho mientras lo hacéis, de cualquier cosa, no importa de lo que sea, ese es el ingrediente secreto del éxito de la cocina.






Bica con Thermomix

Ingredientes

4 huevos
400 gramos de azúcar
400 gramos de harina de repostería
200 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
200 gramos de nata
2 cucharadas de levadura en polvo
Una pizca de sal

La formula de esta receta es la siguiente: Por cada huevo, 100 gramos de azúcar, 100 gramos de harina, 100 granos de grasa (50 de nata y 50 de mantequilla) y media cucharadita de levadura. Teniendo en cuena esta relación de ingredientes se podrá hacer mayor o menor, según las necesidades. El procedimeinto siempre será el mismo, independientemente de la cantidad empleada..


Elaboración


Se enciende el horno para que esté caliente al meter la masa.


Se pone la mariposa en las cuchillas


Se baten los huevos con el azúcar y la mantequilla  3 minutos velocidad 3,  a continuación se incorpora la nata y se bate 2 minutos a velocidad 3


Se quita la mariposa de las cuchillas


Se echa la harina y la levadura y una pizca de sal a través de un colador para que quede bien aireada y se mezcla poniendo velocidad 6 durante 10 segundos, una vez parada la máquina,  se termina de mezclar con la espátula mediante  movimientos envolventes.


Se vierte la masa en un molde cubierto de papel de horno y se le echa una fina capa de azúcar por encima, se mete en el horno a temperatura de 170º durante 45 o 50 minutos. Pasado este tiempo se comprueba si está hecho clavando un cuchillo, que deberá salir seco. Se saca del horno y se deja enfriar antes de desmoldar.



Bica con batidora de mano

Elaboración



Si es posible se utilizan las varillas, si no,  se bate a velocidad mínima.

Se baten los huevos con el azúcar y la mantequilla derretida hasta conseguir una crema  blanca y espumosa, a continuación se le añade la nata y se mezcla  a mano con una espátula o cuchara con movimientos envolventes para que se unifiquen los ingredientes.


A continuación se incorpora la harina mezclada con la levadura  y una pizca de sal y se bate un poco hasta que todo esté mezclado.

Se vierte la masa en un molde cubierto de papel de horno y se le echa una fina capa de azúcar por encima, se mete en el horno a temperatura de 170º durante 45 o 50 minutos. Pasado este tiempo se comprueba si está hecho clavando un cuchillo, que deberá salir seco. Se saca del horno y se deja enfriar antes de desmoldar. Nuevo consejo de Pablo Alcázar, si se moja el papel de horno antes de ponerlo, se adapta muy bien y no se pega nada.

miércoles, 9 de abril de 2014

FELICIDADES OTRA VEZ





FELICIDADES OTRA VEZ

Un año más, otro cumpleaños. Yo tenía un compañero para celebrar este día y ya hace 35 años que me quedé sola. Hoy hace 108 años que naciste tú y 64 que nací yo. ¡Felicidades, Papá!


viernes, 14 de marzo de 2014

POTAJE DE PANECILLOS





POTAJE DE PANECILLOS
Como el que comí en Fátima.

Un potaje así comí una vez un Viernes Santo en una aldea llamada Fátima, perteneciente al municipio de Castríl de la Peña, me gustó tanto que he estado experimentando todos estos años, hasta que he conseguido un plato, que si no es igual, es muy parecido o, por lo menos, a mi me ha gustado tanto  como me gustó aquel.


Castríl de la Peña
Foto obtenida de la web de la Junta de Andalucía

Por cierto, recomiendo visitar Castríl, que es el pueblo de mis amiga Pilar, con la que yo tengo una deuda de reconocimiento hacia su pueblo, porque cuando éramos niñas, ella me decía que su pueblo era precioso y muy bueno para veranear y yo respondía, con impertinencia infantil: ¡Pues será un pueblo como todos los pueblos!  

Una Semana Santa, pasada la infancia y  la juventud, con la madurez suficiente para reconocer los errores, conocí el pueblo y no tuve más remedio que llamarla y decirle que le pedía perdón porque su pueblo era uno de los pueblos más bonitos que había visto en mi vida, y que,efectivamente, reunía los requisitos necesarios para pasar vacaciones, en las que no faltarían atractivos de entretenimiento para todos los gustos. Dicho queda y vamos a la receta del potaje.


Ingredientes


½ kilo de garbanzos buenos
Aceite de Oliva Virgen Extra
1 tomate grande
1 cebolla
1 pimiento rojo seco
1 pimiento verde
3 dientes de ajo
1 hoja de laurel
Pimienta en grano
Azafrán en hebra
1 bolsa de espinacas crudas
1 huevo
1 paquete de migas de bacalao desalado (Hay uno muy bueno en Mercadona)
Miga de Pan
Perejil y sal.

Elaboración

En una olla grande se pone a cocer el agua con las hortalizas enteras: tomate,pimiento verde, pimiento seco sin semillas, cebolla, dos de los ajos, y también con la hoja de laurel, los granos de pimienta, unas hebras de azafrán y un chorreón de aceite de oliva. 

Cuando empiece a hervir se añaden los garbanzos, que habrán estado en remojo en agua tibia toda la noche, dejando hervir el guiso a fuego lento el tiempo que necesiten los garbanzos.  Cuando estén casi tiernos, se sacan las hortalizas, pimientos, tomate, cebolla que se trituran en la batidora y se devuelven triturados al guiso.

Por otra parte, se hace una masa con el bacalao muy picado, un huevo batido, la miga de pan, medio diente de  ajo muy picado, perejil, y sal, se moldea con forma de panecillos o albóndigas que se  fríen en aceite caliente muy caliente.

Por último, se echa un puñado de espinacas a la olla, no muchas, y se añaden  los panecillos para que hiervan con el guiso, empapándose con el caldo y mezclándose los sabores,  mientras se terminan de hacer las espinacas. Se comprueba el punto de sal y listo para servir.

lunes, 17 de febrero de 2014

BACALAO DE INSPIRACION MOZARABE














He puesto este nombre a la receta porque está basada en un plato que ahora sirven en la mayoría de los restaurantes que lo llaman Bacalao Mozarabe. Como es de suponer no se trata de un bacalao cristiano que viva en territorio musulmán, entre otras cosas porque el bacalao se moriría si saliera del mar, aunque fuera para ir a misa. Pero es una receta que combina lo dulce y lo salado, frutas, hortalizas y pescado, huevos y aceite, y dicen que con estos ingredientes suelen cocinar en los países árabes, así  que mozarabe encaja.


INGREDIENTES

1 kilo de bacalao desalado en su punto de sal
300 gramos de tomate frito casero
3 cucharadas grandes de azúcar moreno
sal y pimienta
un puñado de uvas pasas 1 cucharada de piñones
2 bolsas (600gr) de espinacas
2 dientes de ajo
aceite de oliva virgen extra
harina
1 huevo, aceite  y  limón o vinagre para hacer mayonesa.
    



Cuando tengo tomates del campo de algún amigo en verano hago tomate frito para mucho tiempo, ahora no tengo, y he de confesar que  he utilizado tomate frito de Mercadona del que llaman "Receta Casera", porque es muy parecido al que se hace en casa y  últimamente estoy muy comodona. También se puede usar el bacalao que venden ya desalado, pero hay que elegir una marca buena, yo compro el de Bofrost que lo traen a casa, porque nunca he tenido mucha suerte con el proceso de desalado y, por supuesto, las espinacas naturales de bolsa, que si no, no haría yo nada con espinacas.

PROCEDIMIENTO

en una cazuela de fondo grueso que tenga tapadera, se echa un poco de aceite y se fríen los ajos y los piñones y también se peuden poner unas nueces picadas, se añaden las uvas pasas y se rehogan un poco, a continuación se echan las espinacas crudas, incorporándose poco a poco según se van reduciendo para que quepan, cuando estén todas se tapa y se reduce el fuego: Se hacen muy rápido, hay que tener cuidado para que no se pasen. Las hortalizas de hoja verde, es mejor que no se cuezan demasiado.



Por otro lado, se pone el tomate frito en un cazo con las tres cucharadas de azúcar, que hierva un poco mientras se mueve con una cuchara para que no se pegue en el fondo, hasta que  se convierta en una mermelada de tomate ligera.

Los trozos de bacalao se pasan por harina, se fríen y se reservan.




En una fuente de horno se pone el tomate frito en primer lugar, encima las espinacas rehogadas y después los trozos de bacalao y se cubre todo con una capa fina de mayonesa. Se gratina en el horno cuidando de que no se dore demasiado y se sirve caliente.