lunes, 17 de septiembre de 2018

DETRÁS DE LOS ARBOLES ESTÁ EL BOSQUE



Que los arboles no dejan ver el bosque, es una frase proverbial alusiva al desvío de la atención de una situación en su conjunto, por fijarse en detalles menores. Más o menos ese es el sentido.

Y eso es, desde mi punto de vista, lo que está sucediendo con las noticias de estos días sobre Tesis, Másteres, Postgrados y demás títulos académicos, obtenidos y concedidos de forma fraudulenta por tramposos y sinvergüenzas,  que se han convertido en filón  para rellenar huecos en la prensa, minutos para programas de tertulias televisadas y tema fácil para columnistas. Y sin embargo no son, ni de lejos,  lo peor que han hecho ni hacen los malos políticos.

No me gusta, no me gusta que hayan hecho eso, ni las universidades ni los aspirantes a gobernantes, son tramposos e indignos, pero menos me gustan otras cosas y no se les da el bombo que se le está dando a esto, creo que todos los días debía de salir un titular en la prensa que recordara las políticas de recortes de toda índole practicadas por los gobiernos, o la falta de apoyo institucional a las energías renovables frente a los intereses de las multinacionales de las energías fósiles; o la ausencia de pedagogía al respecto de la inmigración, echándose en saco roto toda la sangre derramada por el fascismo en el siglo XX, y tantas y tantas cosas a las que se ha dado lugar, que si cada día se publicara una, otro aire sacudiría las conciencias  y se pensaría más en lo que está pasando.

En el mundo actual, que todo se sabe y todo se ve a la velocidad del rayo, bien se podía pensar a quién se le está haciendo el caldo gordo y a quién no, que estamos llegando a niveles de tontería similares a esa sociedad cerril y puritana que gasta millones en investigaciones y juicios por destapar los escarceos sexuales con una becaria, y luego son capaces de poner al frente del país más poderoso del mundo a lo que han puesto, que veremos a ver como escapa el mundo después de cuatro años en sus manos, si es que no son ocho, cosa que dudo porque lo van a volar antes.

Los partidos políticos, todos ellos, tendrían que conformarse con la financiación que les facilita la Ley de Partidos, y si no les interesa el sistema que vayan consensuando otro, que garantice la limpieza y la igualdad de oportunidades. También deben de emplearse bien en vigilar a quién proponen para las candidaturas, habilitar todos los filtros necesarios para asegurar que nadie va a entrar en política para enriquecerse, o por estar en el paro o porque no tienen otra cosa. Tiene que haber mecanismos para garantizar la honradez, los méritos y la capacidad de los candidatos, en definitiva su idoneidad para el servicio público.

En correr la cortina de lo secundario y sacar a la luz,  además de la corrupción, los trucos y trampas de la ingeniería política de los que gobiernan bajo intereses contrarios a los ciudadanos,  va a tener que emplearse toda la sociedad, en primer lugar los servidores públicos decentes que son los primeros que los conocen, seguidos de los medios de comunicación y los partidos políticos que quieran sobrevivir con dignidad, porque es mucho lo que está en juego.

El desprestigio y el desapego de la sociedad hacia la clase política son mucho más peligrosos de lo que la mayoría de la gente se imagina, poca gracia tienen los chistes y poca gracia tiene la difusión de rumores sin contrastar o las falsas noticias, eso de repartir por las redes sociales lo primero que llega va a haber que pensárselo. Porque el precio que se va a pagar puede ser muy alto.

Exijamos a los partidos que se haga realidad la regeneración de la vida pública, hacer respetable la democracia, para que sea respetada, porque costó mucho conseguirla y es el sistema político que mejor nos va. Empezando por separar la mala hierba y cuanto antes mejor, dignificar la labor del político, eso debe ser la meta principal, porque de lo contrario es posible, y hay muchos ejemplos en la historia, que lleguen los salva-patrias y llenen las tapias de los cementerios  de agujeros y vuelta a empezar.

sábado, 1 de septiembre de 2018

Gentlemen's club

GEMTLEMEN´CLUB


Esto es lo que pasa por pertenecer a clubs, sociedades y hermandades, excluyentes de género. Como tónica general a sus miembros, por muchos huevos que tengan, les salen unos cuernos como los del mismísimo demonio o peores. Y si no se lo creen, vean estas imágenes tomadas esta misma semana en la loma de la Alcazaba. ¿Que donde estaban las cabritas hembras? ¡Ah!, vaya usted a saber, lo más sospechoso es que tampoco se ven machos jóvenes por esos alrededores. La que no se consuela es porque no quiere.



El Jefe, que los tiene bien puestos


Añadir leyenda


Añadir leyenda














Fotografías de A.González

viernes, 24 de agosto de 2018

ALMIDONADA Y COMPUESTA



Fotografía de la familia de Conchita Fernández

ALMIDONADA Y COMPUESTA

Las niñas de apenas siete años se arremolinan en la calle en la puerta de su colegio. Las han traído sus padres después de vestirlas con vaporosos vestidos largos blancos, todos iguales, como si fueran pequeñas novias. Las niñas van encantadas, les han dicho sus padres que este va a ser el día más feliz de su vida, y que van a recibir muchos regalos, que van a tener una fiesta muy bonita que durará todo el día: por la mañana un desayuno con amistades de sus padres y de sus hermanos y después una comida familiar en casa de sus abuelos que viven en el campo, a la que asistirán los amigos de los hermanos y alguna amiga suya que va a otro colegio, porque las compañeras de su clase no pueden ir, ellas también hacen la primera comunión ese día y tendrán sus propios festejos.

 También, les han dicho en el colegio algunas cosas de ser buenas y de que es un día importantísimo porque van a recibir al Señor, ¡ay el Señor! Qué cosa más difícil de comprender, pero las niñas son muy chicas y no se plantean ninguna duda, no lo vas a ver, pero es el mismísimo Dios el que vas a recibir en tu cuerpo. Para eso hay que prepararse muy bien, las niñas buenas esto, las niñas buenas lo otro… Vale, muy bien, serán muy buenas, pero ¿y si el vestido heredado de la hermana no está tan blanco porque lleva tres años guardado en un baúl? Por mucho que lo limpien en la tintorería, no se consigue la prestancia de la tela nueva, pero no es cuestión de comprar otro, eso es un despilfarro. Ya se verá, a lo peor a ella la ponen en la última fila por culpa del vestido que no es todo lo blanco que debiera ser ¿cómo va a ser un día feliz con un traje pasado? Además su amiga, compañera y vecina, anda presumiendo de que ella tiene dos vestidos: el que llevaron sus hermanas, que son tres, y uno que le han comprado a ella nuevo. A la preocupación de la antigüedad del vestido, se une una nueva zozobra: han anunciado en el colegio que la fecha del evento será el día Uno de Junio ¡lo que faltaba! ¿Cuándo se ha visto una Primera Comunión fuera del mes de mayo?  A este paso va a ser difícil que sea el día más feliz de su vida,  hay serias dudas sobre esos augurios de  felicidad.

Y la preparación continúa en el colegio,  hay que aprenderse una oración que dirán todas las niñas juntas en el altar al principio de la ceremonia, una tremenda composición poética llena de  palabras raras, que no se sabe ni qué quieren decir, es inexplicable que las otras niñas se la aprendan ¡con lo difícil que es aprenderse las cosas cuando no se entienden! En ella se cumple el principio universal que afecta a muchas personas:  “Lo que no se comprende, no se aprende”, exceptuando,claro está, el caso de los lo papagayos

Como ruido de fondo un coro infantil repite una y otra vez los versos extraños: “¡Detesto a Satanás a sus pompas y a sus obras…! ¡Detesto a Satanás a sus pompas y a sus obras…! Mientras un ejército de luminosas pompas de jabon bailan por la cabeza de la niña que no puede aprender lo que no comprende.

Amanece nublado el día Uno de Junio, era de suponer, si fuera mayo seguro que haría sol. No obstante las niñas llegan alegres a la puerta del colegio, las monjas se afanan en poner orden, y organizan una comitiva en dos filas que pilla  toda la calle para acudir a la iglesia donde se oficiará la ceremonia. El tema del vestido se ha solucionado, la mayoría de las niñas lo llevan igualmente blanco-antiguo, concretamente todas las que tienen hermanas mayores, la razón económica se impone, primera lección aprendida en un día especial.

 Pero lo peor está por venir, las niñas han subido al altar mayor y las han colocado en semicírculo, el coro de las mayores canta canciones en latín, lo mejor para no entender nada, los oficiantes, el arzobispo y dos curas más, inician la ceremonia, la monja directora  ha indicado a las niñas que reciten la oración aprendida, y ellas como una sola voz declaman: “¡Detesto a Satanás a sus pompas y a sus obras…!” ¿Todas las niñas recitan?, no, algunas solo mueven los labios como si hablaran, pero no dicen nada, son las que no se la han podido aprender; pero hay una que no se calla, no puede, para ella es difícil estar callada, con toda la naturalidad está rezando su propia versión, la que a ella le sale de dentro: “¡Me cago en Satanás, en su padre y en su madre…! y se ha quedado tan contenta.

Pero su tranquilidad desaparecerá por completo cuando su amiga, compañera y vecina, que lo ha oído, le ha dicho muy escandalizada: ¿Pero qué has hecho? ¡Has dicho palabrotas en el altar! ¡Eso es un sacrilegio! ¡Si te mueres hoy, vas al infierno!
En principio se ha asustado, pero con las emociones de la jornada se ha  olvidado de la amenaza. Afortunadamente a pesar de todos sus temores ha sido un día muy divertido, todo ha salido bien. Pero conforme va cayendo la tarde la preocupación por su condición de pecadora va adueñándose de su ánimo. Ha salido a dar un paseo con su padre para lucir por última vez su traje de novia chica, y por la seguridad que le infunde la mano que la lleva le ha contado sus temores. La respuesta de su padre ha sido la habitual, se ha reído  con todas sus ganas,  y la ha tranquilizado con toda la naturalidad del mundo:

-No te tienes que preocupar porque “Cagar” es mucho más sano y mejor que “Detestar”, así que el pecado será el de las otras niñas, o de quién les haya enseñado esa oración tan fea.

Para completar y hacer más comprensible la gran lección del día, el padre le ha enseñado el refrán popular que iguala a todos los hombres y mujeres, que en el mundo han sido, son y serán, desde la base del funcionamiento de su organismo:

 “En este mundo traidor nadie sin cagar se escapa, caga el rey, caga la reina, el arzobispo y el papa”

Gracias papá.



jueves, 19 de julio de 2018

EL OLOR DEL RECUERDO




Cuando la mayor parte de la vida se puede resumir en recuerdos es que uno se ha hecho muy mayor, pero aún así se cuenta con qué, con suerte, puede quedar un buen trecho por vivir y para ese tiempo que nos queda reservamos proyectos e  ilusiones, con la esperanza de que lo mejor de la vida está por llegar. Así se ve desde el punto de vista del optimista, que los otros se las arreglen como puedan con sus miedos y sus penas, que yo me acojo a esta modalidad, disfrutando del presente mientras tanto.

Repasando los recuerdos de la infancia, buscando el más lejano para empezar el relato, encuentro sensaciones inconfundibles, y a través de ellas revivo situaciones con todo lujo de detalles, aunque no sabemos si el tiempo las ha adornado según conveniencia o fue así como todo ocurrió. Lo que si comprendo es que de todo aquello que ahora recuerdo se puede decir que surge el principio de una historia, para el mundo insignificante, pero para mí muy importante por ser la mía.

 Lo que se encuentre en mi memoria lo contaré, no porque sea de interés público sino por contribuir al entendimiento de una época y un entorno determinado, para los que han llegado después.

El olor.

El poder evocador de los olores es incuestionable, los científicos explican que el olfato tiene una fuerte conexión con el cerebro emocional y la memoria, siendo  este uno de los sentidos más poderosos del cuerpo humano no es extraño que muchos de los recuerdos estén ligados a un aroma,  precisamente a esa forma de guardar o evocar sucesos es a lo que se llama memoria olfativa.

También dicen los estudiosos que los primeros olores que percibe el niño ocupan un lugar privilegiado en el cerebro, sobre todo cuando van unidos a otras sensaciones agradables, es por eso que recurro al olor para buscar los recuerdos más antiguos de mi existencia, advirtiendo a los lectores que los voy a llevar a la primera parte de la década de los años 50 del siglo pasado. ¡Casi nada!

Es un día de invierno, lo sé porque llevo calcetines y hace frio, en casa siempre hace frio, hasta en verano hace frio; vivimos la mayor parte del tiempo refugiados en la enorme mesa camilla donde un brasero nos ampara, de allí no nos sacarían ni los bomberos si empezara a arder; al pasillo del enorme y decimonónico piso le llamamos Siberia, cualquiera se atreve a ir al cuarto de baño, aguanta uno lo que pueda, a lo mejor aguantando un rato se pasan las ganas y ya se irá  a la próxima, cuando no haya más remedio, y así al menos nos habremos ahorrado una tiritona.

Llaman a la puerta, de los usuarios de la mesa camilla no se mueve ninguno para ir a abrir, alguien del territorio de la cocina lo hará, porque de esas llamadas se vive en esta casa, será un cliente de mi padre de los muchos que acuden a diario al despacho o  quizás sea un pasante o el cartero, a mi no me importa ninguno, como soy chica no me dejan abrir la puerta, que si me dejaran me saldría a la calle que es lo que a mí me gusta.

Al poco rato mi padre entra en el cuarto de estar con una enorme cesta que emite un olor embriagador, es un aroma delicioso que invita a comerse lo que sea que haya dentro: la masa recién horneada emite vapores que delatan la deliciosa mezcla de huevos, harina, aceite, canela, azúcar y limón, que ha sido procesada y está ocupando, dividida en pequeñas porciones, las cestillas de papel característico, son magdalenas caseras, que cuando están recién hechas dejan de ser un dulce corriente para convertirse en uno de los mejores manjares que ha creado la repostería.

-Aquí dejo esta cesta de magdalenas que ha traído un cliente, las acaba de hacer su mujer, todavía están calientes. Guardadlas que no se pueden comer hasta que no se enfríen, que pueden sentaros mal.

Mi madre muy diligentemente ha guardado la cesta en el repostero, ese mueble del comedor estilo colonial, tan común en aquella época, que servía para guardar las mantelerías y demás enseres de la mesa,  las cajas de galletas y cosas así o los costureros de mimbre con flores de fieltro en la tapa, había sitio para todo en los reposteros aquellos. Le ha hecho un  sitio a la cesta en el espacio de abajo del mueble, que se cierra con dos puertas, y sin preocuparse por nada más se ha vuelto al cuarto de estar a sentarse en su mesa camilla.

Desde que llegó el preciado regalo la niña no piensa en otra cosa que coger una magdalena y comérsela, pero ha advertido que eso no puede ser por estar calientes, además los niños de aquel tiempo no cogían nada, por muchas ganas que tuvieran, sin que se les diera permiso, así eran las cosas. Su cabeza de cuatro años no para de estudiar la manera de conseguir su propósito, hasta que en un descuido, y aprovechando su reducido tamaño, sale de la habitación sin ser vista, va al comedor y lo mismo que cupo la cesta, ella cabe en el mueble, entra por la misma puertecilla y la cierra tras de sí. La cesta desprende un calorcillo agradable y el olor es embriagador, primero coge una magdalena y se la come entera, después otra y después, como ya no le caben más en su cuerpo pequeño, opta por comerse solo la capa de encima, una costra de azúcar endurecida por el calor del horno y aromatizada por la canela, que desde ese momento será uno de los sabores que no podrá olvidar mientras viva,  aún hoy día,  si puede, lo primero que se come de los dulces caseros de horno es el azúcar que los cubre.

Dentro del repostero se está bien,  el calorcillo de la cesta y lo reducido del espacio convierten al escondite en un hábitat confortable que invita al sueño, como la digestión de tanta magdalena requiere una buena siesta se ha dormido plácidamente.

Por muchos niños que haya en una familia o por muy grande que sea la casa, y aquella lo era, no se tarda mucho tiempo en echar de menos al más pequeño si lleva un buen rato desaparecido, y después de buscar por un sitio y por otro,  mirar debajo de todas las camas y en todos los rincones sin encontrar a la niña la alarma se ha  disparado, tanto es así que se ha pensado recurrir a la policía, aprovechando que uno de los pasantes del padre es inspector se le ha encargado la investigación, concluyendo que en alguna parte de la casa tiene que estar, porque la puerta del piso ha estado cerrada, siendo imposible para la niña abrirla sin recurrir a una persona mayor debido a su pequeña estatura.

Con el alboroto familiar, en el que participan vecinos y pasantes, la niña se ha despertado y ha abierto la puerta del repostero disponiéndose a salir de su escondite feliz. El grito de su madre la ha asustado y se ha puesto a llorar, piensa que todo lo malo que ella ha hecho ha sido comerse las magdalenas sin esperar a que se enfríen, no entiende la regañera de su madre y se refugia en los brazos de su padre, como siempre, que, una vez liberado del susto, se ríe a carcajadas cuando ve las magdalenas destrozadas como si una legión de ratones hubiera pasado sobre ellas.

Y hasta aquí el recuerdo que me ha traído el aroma del bizcocho que se cuece en el horno. No hay duda del perfecto funcionamiento de mi “memoria olfativa”, que en esta ocasión ha servido para dar a conocer al mundo mi “Salida del Armario”. Aunque es verdad que dicho concepto ha cambiado mucho de significado con el paso del tiempo.

Tengo que reconocer que esa no fue la única vez que me investigó la policía, pero dejemos que algún otro sentido ejerza su poder de evocación y traigan más recuerdos que den lugar a otros relatos.

lunes, 18 de junio de 2018

LOS MISERABLES


LOS MISERABLES

Es curioso, muy curioso que coincidan determinados patrones de pensamiento con personas muy religiosas, de esas que mandan angelitos para dar los buenos días por las redes sociales y que publican cuadros de santos para felicitar las onomásticas.  En general son conservadores en los demás órdenes de la vida. Rezan y comulgan y cumplen con las liturgias de la iglesia católica al pie de la letra, las liturgias y las manifestaciones públicas, eso les gusta mucho, la piel de gallina dicen que se les pone cuando ven un trono ornamentado con velas y flores por la calle, tanto les gusta que los sacan un día sí y otro no. Tradición dicen ellos que es eso. Procesiones todos los días molestando a los vecinos dicen ellos que es tradición, y luego las iglesias vacías a la hora de las misas.

Otra cosa es practicar las enseñanzas de esa religión, para ellos el prójimo es español, español, español y lo aman si piensa como ellos, si no, no. Y para qué decir de los extranjeros, no de los japoneses de las cámaras de fotos, que vienen de cien en cien, ni de los americanos de piernas gordas y rosas, con sandalias y calcetines, esos sí son el prójimo para ellos, a esos gloria bendita se les tiene que ofrecer. Ahora  que si son extranjeros de los que vienen en patera, muertos de hambre, explotados, esclavizados, violados, mutilados en sus países  enfrascados en torpes guerras, países que los europeos dejaron sin educar y esquilmados después de siglos de saqueo de sus riquezas; esos son extranjeros, extranjeros, que hay que dejar morirse en el mar porque vienen a quitarles lo que es suyo: el bienestar, que no quieren compartirlo de ninguna manera, porque es suyo, se lo han ganado ellos a pulso, y es suyo  desde que sus padres se fueron a Europa a trabajar en los peores trabajos para traer dinero nuevo a este país y que saliera a flote después de treinta años de aislamiento y hambre. Esos países que les abrieron las puertas a los que no tenían nada más que hambre y miseria en sus pueblos, y les ofrecieron oportunidades de trabajo. Por esas mismas puertas que se habían abierto pasaron ideas renovadoras, que poco a poco, junto con las divisas que trajeron los  emigrantes, abuelos y padres de los que ahora no dejan pasar a los que vienen en patera, ayudaron a que este país prosperara y se convirtiera en un estado moderno y rico, que ellos no piensan dejar que sea invadido por los pobres. Aunque esas personas hagan falta aquí, para trabajar y cotizar y tener hijos que trabajen y coticen, porque ellos, los que se creen que son los dueños del estado de bienestar, no quieren tener muchos hijos porque es muy incomodo, eso de las familias numerosas es cosa del proletariado del siglo XIX eso no se lleva ya.

Algunos de los bisabuelos o abuelos de estos guardianes del bienestar, se fueron en barcos atestados cuando perdieron la guerra  y fueron a  los países de ultramar donde los ampararon, y les ayudaron a resucitar, gracias a la solidaridad de esos pueblos pudo sobrevivir España al vendaval de la guerra civil. Habían perdido, si, pero eran la mitad de los españoles, que no es poco.

Y ahora, estos Miserables, se han hecho dueños de las fronteras, ¿habla su religión de las fronteras?  Parece que no, parece que para Jesús de Judea todas las personas eran iguales y tenían que amarse entre sí, hubieran nacido donde hubieran nacido,  o por lo menos, eso es lo que escribieron sus amigos. Y también les dijo que tenían que enseñar a lo que no saben y dar de comer al hambriento y dar de beber al sediento, pero se le olvidó hacer hincapié en que no se podía elegir, tan sediento era uno que venían en patera, como hambriento era uno que había nacido aquí y había tenido menos suerte que ellos, no valía seleccionar, eso no valía, pero no lo advirtió en sus escrituras, seguramente nunca pensó que el ser humano se iba a volver tan Miserable, como se ha vuelto. Ni se le pasó por su cabeza.


miércoles, 6 de junio de 2018

DOBLE DE MINISTRAS QUE DE MINISTROS



DOBLE DE MINISTRAS QUE DE MINISTROS



No tenía que ser ni noticia, ¿a quién le extraña esto?¿no obtienen las mejores notas y aprueban las más difíciles oposiciones? Nunca me pareció bien lo de la paridad por obligación, lo veía como más discriminatorio todavía, y encima dejaba a las elegidas bajo sospecha, como se puede comprobar no era necesario, y nunca hay que forzar las cosas, solo hay que saber mirar sin prejuicios a la hora de seleccionar al personal. Por fin se ve el progreso. Pero ¡ojo! esto se ha fraguado poco a poco en un determinado sector social, a ver si de una vez por todas se afina con los planes educativos y se proyecta la tendencia hacia toda la sociedad.

miércoles, 23 de mayo de 2018

¿DE QUÉ SE RÍEN, SEÑORIAS?


¿DE QUÉ SE RÍEN SEÑORÍAS?

Me alegro muchísimo de que no se haya muerto de leucemia todavía. Primero que vaya a la cárcel una temporada y allí se cure si puede o se muera o lo que sea, que me da igual, pero que lo veamos entrar en los coches del parque móvil de la Dirección General de Seguridad con la cabeza aplastada por la mano grande de un hermoso número de la guardia civil.

 Eso se lo pedí yo por favor a la fortuna el día que vi a Eduardo Zaplana, portavoz del PP en la Comisión de Investigación de los Atentados del 11 de marzo de 2004, leyendo el periódico, riéndose  y mirando altivamente, mientras  la señora Manjón, madre de un hijo asesinado en los atentados, y presidenta de la Asociación 11 M de Afectados por el Terrorismo, pronunciaba uno de los discursos más dignos que se han escuchado en las dependencias de la Carrera de San Jerónimo, con aquel “¿De qué se ríen, señorías?” , generó tal conmoción social, que a partir de ese momento cambió el rumbo de una comisión que se estaba llevando con un ambiente de frivolidad y pasotismo vergonzantes, la señora Manjón no se contentó con eso y llegó a pedir una comisión de investigación de los atentados pero al margen de los partidos políticos que no estaban dando la talla. Aquella frase debiera de pasar a la historia  como el J´Acusse”  de Emile Zola.

A este pollo se le veía el plumero, desde el bronceado-uva hasta las dos arrugas paralelas que le cruzan la frente de lado a lado, secuelas de mirar con altivez al mundo y delatoras de una actitud prepotente tapadera de su propia corrupción: Mucho se ha tardado, a pesar de que todos los indicios lo apuntaban.

 Yo siento mucho que esté enfermo, de verdad que lo siento, y deseo fervientemente que lo curen, que se obre el milagro y que viva muchos, muchos años, tantos que dé tiempo a recobrar lo que haya pillado y que los pase en la cárcel con los demás chorizos y, en su momento, cuando le llegue su hora, que se muera, eso sí, cristianamente, que es mucho mejor para morirse que protestantemente o budistamente o sintoístamente.

Gracias Fortuna, por esta satisfacción.


martes, 22 de mayo de 2018

FACILÍSIMO


FACILÍSIMO

Llevo días avisando a mis lectores que voy a hacer una recomendación al ejecutivo para reducir gastos, y que vamos a tener dinero para todo en este país si me hacen caso, los tengo en ascuas, hoy les he dejado este texto para que vayan asimilando.

¿Es posible reducir gastos en la administración del estado sin recortar las prestaciones sociales? Pues si, es facilísimo.

Facilísimo, lo único que hay que hacer es legalizar las drogas, venderlas en los estancos a los mayores de 18 años, con sus buenos impuestos como el tabaco, o en los supermercados como el alcohol, que también son drogas, con control de calidad Y se acabó el gasto en la lucha contra el narcotráfico, en planeadoras, en helicópteros, en cuerpos especiales y en costear narcotraficantes en las cárceles. Por otro lado también se ahorraría dinero en tratamientos en los hospitales para los intoxicados por drogas adulteradas, cortadas con toda clase de venenos a fin de multiplicar ganancias. Se acabaría el blanqueo de dinero, por lo menos el procedente del tráfico ilegal, y dejaría de estar su comercialización en manos de lo peor de la sociedad, camellos, traficantes, capos sin escrúpulos, asesinos y demás raleas. No aumentaría su consumo por eso, no más que el del tabaco o el alcohol, y estaría controlado por sanidad.

Que nadie me diga ingenua, que yo sé que hay intereses superiores que conviene que se mantenga fuera de la ley, que genera más ingresos para emplear en fines oscuros, todo eso lo sé, pero también sé, que no se puede seguir tirando el dinero en esa lucha inútil, sabiendo como todos sabemos, que se acabarían muchos problemas. Drogadictos habría,igual que hay ahora enfermos de cáncer fumadores o alcohólicos y enfermos de cirrosis.

Hay antecedentes históricos de que la prohibición es inútil, que solo genera males peores, como se demostró en Estados Unidos con la Ley Seca.



Salvador Perpiñá , Blanca Espigares Rooney, a ver si os creéis que sois los únicos en meteros en los charcos, ¡¡mejoradme este¡¡

jueves, 3 de mayo de 2018

TRES DE MAYO

3 de mayo de 2018


Hoy hace treinta y cinco años de la clausura de la exposición "Iré a Santiago" de Juan Vida en el Auditorio Manuel de Falla.
AL acto vino Rafael Alberti, y eso que había dicho que nunca vendría a Granada.
Le pidió Juan que me firmara en el catálogo y el hombre me puso una dedicatoria preciosa: en las dos páginas en blanco que quedan detrás de la primera, pintó un barquito, usando los picos de las dos emes que lleva mi nombre como velas y luego su firma haciendo de casco de la nave, algunos pececillos y algunas estrellitas que salieron de las demás letras de la frase con la que me lo dedicaba y la fecha 3-5-83. Una joya que está guardadita.
Más adelante mi amiga Conchita me hizo un plato con la técnica de cuerda seca que reproduce lo que pintó Rafael, sobre colores suaves, lila claro, celeste claro, verde claro, todo como el mar y y quedó precioso, está en la pared de entrada a mi casa, para que todo el mundo lo vea.
En aquella ocasión sus amigos los escritores escribieron cosas en su catalogo, Antonio Muñoz Molina escribió el relato "Te golpearé sin cólera", cuyo protagonista era JV, un pintor que vivía en la Carrera.
Entre los textos magníficos que todos escribieron, yo recuerdo este poema que le dedicó su amigo Francisco Javier Egea (Quisquete):
DÉCIMA CON SALUDOS A JUAN VIDA
Hoy pintura del dolor
te pusiste de habaneras
con el sueño en las caderas
agrupadas del color.
Hoy, con un nuevo temblor,
viajera de trazo grueso
robaste a la muerte un beso
de luz revolucionaria.
Sea en la orilla contraria
pregonado éste suceso.

martes, 24 de abril de 2018

DÍA DEL LIBRO 2018


Día del Libro 2018


La luna en el mar riela,
en la lona gime el viento
y alza en blando movimiento
olas de plata y azul;
y ve el capitán pirata,
cantando alegre en la popa,
Asia a un lado, al otro Europa,
Y allá a su frente Estambul

A ver Coquete: ¿Donde crees tú que tiene el culo el Capitán Pirata?
En una mano el libro antiguo de páginas suaves de Las Mil Mejores Poesías de la Lengua Castellana y en la otra un viejo Atlas precioso y manoseado, para entretenernos o para entretenerse, haciendo bromas de todo, incitaba la curiosidad por las cosas mi padre, ese estilo que no se si hemos heredado o hemos aprendido, pero que es una de nuestras señas de identidad.
 ¿Os suena Nono y Mar del Mar?
Principio del formulario


lunes, 23 de abril de 2018

MUCHA CARA


Para ser ministro actualmente no hay que tener muchos másteres verdaderos o falsos, ni títulos superiores, ni post grados,  ni licenciaturas, ni siquiera hace falta estar en posesión del  certificado de estudios primarios,  lo único que hace falta es tener la cara muy dura, y si no compruébenlo ustedes mismos en el  periódico Ideal de hoy, lean las declaraciones del ministro de fomento y me darán la razón.  Dice el hombre, digo hombre porque algún título tengo que darle para que no me tropelle la Ley Mordaza, que el gobierno está siendo acosado por las protestas contra la parálisis ferroviaria de Granada, el hombre dice también que  se está haciendo todo lo que se puede.  Pero no explica por qué no se restablece la conexión con Madrid y Barcelona por Moreda, ni por qué se suprimió el tren nocturno a Barcelona, cosas que no tienen nada que ver con las obras del AVE,  tampoco explica que clase de intereses le atan a la empresa de autobuses para no rescindir el contrato ya, ¿no será que se temen que si  hay trenes alternativos a precios asequibles, el Ave a precios de avión es posible que se lo tengan que meter por donde les quepa, que seguro que les cabe?  Así cuando llegue el tren maravilloso y carísimo, que nos alejará 180 kilómetros del destino, aunque sea lo único que haya para salir de aquí,  se recibirá con  ilusión  y  asumiremos que las cosas buenas son caras, y lo utilizaremos todos con alegría, como buenos súbditos, que es en lo que, a fuerza de meternos ruedas de molino privatizadas y encarecidas por los morros, nos han convertidos estos gobiernos neo-liberales.

A lo que no es posible acostumbrarse es a los periodistas idiotas que reproducen declaraciones de estos políticos inmorales, como si fueran normales. A ver si se recondujera la profesión periodística al modo dignidad y así contribuyera a parar este sin sentido de una buena vez. Mientras, los ciudadanos vamos a ver si espabilamos que esto tiene muy mala pinta.

domingo, 8 de abril de 2018

NUEVE DE ABRIL

NUEVE DE ABRIL





Si el fotógrafo hubiera enfocado la escena correctamente   hubiera sacado el almanaque que había en la pared entero y se podría ver que el mes que corría era abril y el año 1955 y , por supuesto, era el día 9. De eso hace 63 años y yo aún siento en mis brazos el calor del sol que entraba por el balcón y veo la maceta de siempreviva que teníamos enfrente. Si hago un esfuerzo grande, veo los regalos y los dulces  y escucho la voz grave de mi padre: ¡Coquete que hoy es nuestro cumpleaños, nos estamos haciendo viejos tu y yo!, y tan viejos como que él cumplía ese día 49 años y yo 5. Eran días de gran fiesta para él los de nuestro cumpleaños, incluso en alguno de ellos, que no recuerdo exactamente en cual , llegó a tirar cohetes en el patio, supongo que tendría la precaución de mirar primero si había ropa tendida en los pisos de arriba, que no debía de haberla porque no recuerdo yo protestas de los vecinos por esa causa.

En la foto se nos ve felices, a pesar del flequillo que me habían cortado en la barbería de la Carrera, a la que él mismo me llevaba para que el barbero me lisiara viva,que el hombre protestaba porque él no sabía pelar a las niñas y optaba por entrar a matar a la coreana. Decían mis tías que a esos pelados les debo el pelo tan saludable que he tenido siempre, yo no se  si eso será así o es cuestión de genética, pero si que me quedó el trauma de las peluquerías, por lo que no voy nunca a una de ellas, si acaso a que me hagan un buen corte cada cuatro meses y la misma peluquera desde hace 35 años.

Esta fotografía preside mi cuarto de estar porque  para mi es un tesoro, en ella están los miembros más queridos de mi familia, mis hermanos Julia y Juan que son los que siempre han estado conmigo incondicionalmente . Y mi padre, que se ocupó de mí en mi infancia , y del que aprendí a ver la vida de una forma determinada y con sus mimos me transmitió  la seguridad necesaria para andar por la vida sin complejos. Con él compartí 28 cumpleaños en total, faltó muy poco para el 29,pero nunca he dejado de celebrar este día como si estuviera conmigo. Una vez más, y ya van 68: ¡Felicididades papá!

jueves, 5 de abril de 2018

REIVINDICACIÓN JUSTA



En los Presupuestos Generales del Estado, que el gobierno pretende que le ayuden a aprobar, se incluye una subida de las pensiones mínimas y eso no es lo que se espera , no, no es eso. Eso es un parche,  un engaño efectista, y sin embargo si es una subida de pensiones, pero NO de todas las pensiones.

No es esa la respuesta que esperan los cientos de miles de pensionistas que se han manifestado en todas las ciudades de España, esa clase de medidas oportunistas, suenan bien, ¿a quién le va a molestar que se mejoren unas pensiones de 484,10 euros mensuales? No,  no le molesta a nadie, al contrario lo que nos gustaría es que se duplicara esa cantidad, como mínimo.

Pero la demanda de los pensionistas y de la sociedad en general va en otro sentido, de lo que se trata es de recuperar el derecho a la actualización de las pensiones  en función del desvío que haya sufrido en el transcurso de un año el Índice de Precios al Consumo, derecho perdido con los recortes provocados por la crisis económica ¿pasada?, que cada vez está más claro con qué fines fue provocada y en interés de quién o de quiénes. Los resultados están aquí y todo el mundo sabe quién ha salido ganando. ¡Qué ridícula queda ahora aquella excusa de que habíamos vivido por encima de nuestras posibilidades! Y qué poca vergüenza hay que tener para propagar ese discurso a los cuatro vientos hasta que la gente se lo creyera, sabiendo que al final iban a desmantelar el estado de bienestar, con tanto esfuerzo conseguido. Al final las clases trabajadoras y las clases medias en general han pagado el pato porque, hablando en castizo, no solo han salido “cornudas” sino también “apaleadas”.

Para que se entiendan mejor estas reivindicaciones de los pensionistas conviene que se conozca cómo va esto de las pensiones, a ver si puedo yo misma explicarlo de manera clara:
En el cálculo de una pensión intervienen varios  factores: las bases de cotización, los años cotizados y la edad de la persona que se va a jubilar, o bien, el grado de invalidez de quién pretende obtener pensión de incapacidad.

Actualizando las bases de cotización mediante un factor multiplicador obtenido de los  índices de precios al consumo de cada año y aplicando una complicada fórmula matemática se obtiene una base reguladora, a la que se aplicará un porcentaje determinado en función de los años cotizados o el grado de incapacidad en su caso. Así se obtiene una pensión inicial (PI) que será inamovible para el resto de su vida y será revalorizada anualmente, siendo asimismo la suma de las sucesivas revalorizaciones (SR)  parte de la pensión en el futuro, y por tanto también será intocable.  Las leyes que regulaban las revalorizaciones garantizaban que las pensiones subirían cada año según el desvío sufrido por el Índice de Precios al Consumo  (IPC), siempre que este fuera positivo. Pero llegó la crisis y el gobierno aprovechó la coyuntura para hacer su reforma, suprimiendo ese derecho en la Ley 23/2013, de 23 de diciembre, dejando la actualización de las pensiones en manos del criterio o conveniencia de los gobiernos cada año, lo que no es garantía en absoluto. Y la devolución de ese derecho es lo que está pidiendo la sociedad actualmente. Con la normativa actual las pensiones se quedan atrás en la evolución de la economía y cada vez se empobrecen más los pensionistas y eso no debemos de consentirlo, se nos debe mucho a los trabajadores de los últimos cuarenta años, tanto como haber costeado a toda la Seguridad Social con nuestras cuotas, qué menos que respetar nuestro bienestar.

Sabemos pues que una pensión se compone de Pensión Inicial más Suma de Revalorizaciones (PI +SR) y esta suma no puede ser inferior a una cuantía establecida cada año como Pensión Mínima para las de su clase por las Leyes de Presupuestos Generales del Estado anuales, en las que se fija también el Salario Mínimo y, consecuentemente las Bases Mínimas de Cotización.
Cuando la suma de pensión inicial y las revalorizaciones acumuladas no alcance le pensión mínima establecida, se añade un complemento que la garantice. Este es el llamado Complemento por Mínimos. La pensión entonces se compone de tres factores: Pensión Inicial + Suma de Revalorizaciones + Complemento por Mínimos. Este complemento tiene carácter No Contributivo (no se ha pagado por él) y al contrario que la pensión inicial y las revalorizaciones, no tiene carácter consolidable, es incompatible con las rentas del pensionista y con otras pensiones, y además es absorbible por futuros ingresos, o sea que se puede perder  y hay que justificarlo año tras año.

Bueno, pues las pensiones que el gobierno anda pregonando que va subir lo más grande son estas que tienen complementos por mínimos,  y eso está bien, pero no es garantía de nada, se necesita contar con una actualización anual segura y para todos los pensionistas, como ha sido siempre. Y eso es lo que hay que exigir.

sábado, 31 de marzo de 2018

MENTIRA, MENTIRA, MENTIRA


Que no se nos engañe, ni a los pensionistas, ni a los ciudadanos ni a nadie, que no se nos mienta más, que no somos tontos. ¿Qué es eso de que se va a subir a  "nosecuantos" millones de pensiones un 2%?

Que si , que está bien que se revaloricen un poco más las pensiones mínimas y las pensiones mínimas de viudedad, pero que no es eso lo que se está exigiendo por parte de los pensionistas que se tiran a la calle a protestar, que de lo que se trata es de que se suprima la norma por la que se ha dejado sin efecto la obligatoriedad de actualizar  las pensiones en relación directa con el desvío del Índice de Precios al Consumo (IPC) de cada año, que estuvo en vigor hasta la reforma introducida por la Ley23/2013 Reguladora del Factor de Sostenibilidad y del Índice de Revalorización de las Pensiones.

Que no confundan al personal con la subida de las Pensiones Mínimas (PM), que por supuesto que deben de ser actualizadas, de igual forma que las otras o más si cabe, nadie quiere un país de pobres, pero que no se olvide, que para obtener las pensiones hay que cotizar y según el tiempo de cotización y la cuantía de las bases la pensión será mayor o menor, y si se ha cotizado poco y por poco dinero sale una pensión pequeña que hay que incrementar con un complemento para alcanzar la cuantía mínima de pensión para las de cada clase y  en cada ejercicio anual. Y ese complemento tendrá carácter No Contributivo y con el vienen jugando los sucesivos gobiernos haciendo creer a los ciudadanos que esas son todas las pensiones, y no, no señor, esas son las pensiones mínimas que es su obligación actualizar y equiparar al Salario Mínimo Interprofesional (SMI), teniendo por sabido que no es posible mantener una familia con esas cuantías ridículas. Y tanto el SMI como a las Pensiones Mínimas  tienen que ser dignos, y la gente tiene que poder vivir con ellos, lo contrario será injusto y en eso es en lo que se tiene que gastar el dinero, en dignificar a las personas.

Pero lo que se demanda y además se debe de exigir, es que por ley se garantice la actualización de las pensiones con un porcentaje igual al desvío del IPC de cada año. Eso como garantía de que los pensionistas no vean reducido su poder adquisitivo año tras año, porque ellos y sus empresarios han pagado religiosamente sus cuotas, o sea, que su pensión la han pagado por ese sistema de ahorro obligatorio durante muchos años, que  es un derecho que tienen, porque ellos  han costeado el Sistema de Seguridad Social desde el primer día que han trabajado y hasta el último, que no hay nadie que deba tener potestad sobre sus ingresos, porque no es una limosna ni una dádiva, es su dinero que se ha ido guardando y revalorizando al pasar los años. Y los que tienen las pensiones altas es porque han pagado mucho y por muchos años y los que su suerte no ha sido la misma y sus pensiones son inferiores, gracias al sistema de reparto y solidaridad previsto, deben de ser atendidos igualmente por una Seguridad Social que ellos también han mantenido, en la medida de sus posibilidades.

Y, de ninguna manera, pero de ninguna manera, debemos de consentir las personas de este país que se nos trate como si fuéramos  idiotas con propaganda engañosa, que no, que subir las pensiones mínimas o rebajar los impuestos a un colectivo de pensionistas no es actualizar las pensiones. Que no, que no hay que bajar impuestos, que esa es otra propuesta-engaño, que hay que distribuir mejor los recursos y hay que reducir el gasto en las partidas que no benefician a la mayoría contribuyente. Y que no tiene nada que ver la rebaja de impuestos con la retribución de unos pensionistas que se compraron su pensión mes a mes durante toda su vida laboral. Que las pensiones se pagan con los ingresos de la Seguridad Social, y si ahora es deficitaria, para cuando ha tenido superávit, que complemente el estado si algo falta que es el que más se ha beneficiado de la riqueza que los trabajadores han generado.

Y a los tertulianos, políticos, periodistas, voceros y demás opinadores, que se documenten y no hablen sin saber, que no confundan a la gente, que se busquen quién se lo explique, que hay muchos funcionarios especializados y muchos economistas y profesionales que saben cómo funcionan las cosas, y la propaganda electoral que la hagan a base de explicar los proyectos y justificar las acciones, pero que no engañen, que vamos a tener que constituirnos en Comité de Desmentimiento de Ministros y Candidatos (CDMC). En esta rama concreta,  ofrezco mi asesoría si la necesitan.