lunes, 7 de enero de 2019

DISCURSO DEL REY MELCHOR




Nuestro Rey Melchor favorito, antes de partir hacia su reino, ha querido dejarnos un regalo a todos nosotros. Ha delegado en Juan Vida, que se ha tomado la molestia de transcribir el discurso que pronunció en nombre de Su Majestad, en Granada en el año 2010, porque así se lo hemos pedido sus amigos.




DISCURSO DEL REY MELCHOR A LOS NIÑOS DE GRANADA
Balcón del Ayuntamiento
5 de enero de 2010

Queridos niños y niñas de Granada, queridos granadinos. Un año más hemos vuelto a esta hermosa ciudad y cada vez que lo hacemos venimos con el entusiasmo renovado de recorrer sus calles. Tanto nos gusta, que hemos hecho una propuesta al señor de los calendarios, para que cada uno de los doce meses del año incluya entre sus días un 5 de enero, y así poder volver a veros y haceros felices trayendo los regalos que habéis pedido en vuestras cartas, debidamente presentadas.
 Quiero deciros que, aunque algunos no hayáis sido buenos, tendréis también todos los regalos que os correspondan, porque sabemos que en el fondo de vuestro corazón reina una bondad infinita. Queridas niñas, queridos niños, si alguno de los regalos que habéis pedido en las cartas no estuviera mañana en vuestras casas, no os preocupéis, es que hemos pensado que, quizás, tengáis ya demasiados juguetes y habiendo otros niños más necesitados que no los tienen, hemos querido repartirlos generosamente entre aquellos más necesitados. Porque sabemos también de vuestra bondad y de vuestra generosidad solidaria.

Queridos niños y queridos padres, queridas niñas y queridas madres. Cuando bajábamos por esas calles maravillosas de Granada, veía subidos sobre los hombros de sus padres a multitud de niños mirando cómo avanzábamos con la cabalgata y me he visto a mí mismo sobre los hombros de mi padre, en las lejanas tierras de Oriente, viendo las legendarias cabalgatas de los reyes Asurbanipal y Asurnasirpal bajar por los montes Zagros hasta las fértiles tierras de Ur de Caldea, y he pensado que nunca nadie ha estado más alto que sobre los hombros de su padre una noche del 5 de enero. Queridos granadinos, seguid conservando, por favor, la magia de la altura que alcanzasteis en esa maravillosa metáfora del padre aupando a su hijo sobre sus hombros para ver la Cabalgata de los Reyes Magos.

Y ahora, en cuanto terminemos, id corriendo a la casa a dormir, poned los zapatos en el belén o en el árbol y esperad a mañana, que seguro tendréis todos vuestros regalos.
¡Buenas noches y hasta siempre!

domingo, 30 de diciembre de 2018

UN AÑO MÁS


UN AÑO MÁS

Un año tarda el planeta en el que vivimos, la Tierra, en hacer una órbita completa alrededor del sol, la estrella de la que depende su vida.

Desde hace más de cinco mil años, los hombres han llamado Año a ese periodo orbital. Sin duda desde mucho antes ya sabían que el ciclo volvía a empezar después de que el sol saliera y se ocultara 365 veces, repitiendo los turnos sucesivos  de luz y oscuridad, sol y luna, lluvia y sequía, calor y frío, una y otra vez. La civilización egipcia creó el primer calendario solar con 365 días, patrón inicial del calendario actual, una vez ajustadas las horas, minutos y segundos que los científicos del Renacimiento observaron que sobraban cada año, desajuste resuelto  añadiendo un día más  cada cuatro años: los años bisiestos , que tienen 366 días.

Mientras la tierra da su paseo oblongo por el espacio, a nosotros nos pasan las cosas que forman nuestra historia real o lo que es lo mismo, nuestra vida. Empezamos cada año con la ilusión de que todo lo que nos ocurrirá será bueno, siempre soñando con mejorar, después la vida, que no el año de turno, se encarga de adjudicarnos lo que nos corresponde a cada uno. Y nosotros seguimos celebrando la despedida de cada año y la entrada del año que empieza, nos deseamos buena suerte y felicidad los unos a los otros y aprovechamos para festejar, con rituales y alegría, esa noche última del año que desaparece  y brindando porque el nuevo que empieza sea mejor que el anterior.
 
Yo este año quisiera que lo que hayamos de vivir lo afrontemos con buen ánimo y sentido común, que asumamos lo que nos venga, sea como sea, con inteligencia y buen talante y administremos nuestra suerte de la mejor manera posible.

 Pero cumpliendo con la tradición no puedo dejar de  desearos a  todos vosotros amigos míos, para siempre, para todas vuestras vidas, Mucha  Suerte y Mucha Felicidad, por supuesto empezando por este Nuevo 2019 que empieza mañana.

lunes, 24 de diciembre de 2018

LA MAGIA DE LA NAVIDAD


LA MAGIA DE LA NAVIDAD

La Navidad sorprendió  a mi amiga-sobrina Inma ayer por la mañana.  En pleno centro de la ciudad, junto al edificio del Ayuntamiento  se había montado un arbolito hecho con  contenedores verdes pequeñitos, como reclamo para concienciar al personal de la necesidad de colaborar en el reciclaje de vidrio.  Para completar la campaña se invitaba a los viandantes a formular por escrito un deseo depositando la misiva en una urna, se supone que dirigida a Papá Noel, a los Reyes Magos o al mismísimo Espíritu de la Navidad. Que para ilusionar cualquiera de ellos es bueno. Había también algo de premios, pero eso era lo de menos.

Inma quiso participar y se acercó a coger la cartulina para escribir su deseo, en ese momento vio que se acercaba un grupo de niños como de diez u once años  acompañados por una señorita, que después se supo que era su monitora.  A los chiquillos les llamó la atención el árbol tan original, pero lo que más les gustó fue la idea de participar en la petición de deseos, con alboroto pedían su  cartulina para escribirlos, pero no podía ser, aquello era solo para adultos y no les permitieron jugar. Cosa más insólita no se ha visto, a quién se le habrá ocurrido organizar un juego una mañana de Navidad y no dejar jugar a los niños.  

Pero si el organizador discrimina a los niños, Inma no, y sin dudarlo se ofreció a escribir el deseo del primero de ellos en su cartulina: -Venga dime tu nombre y tu deseo.-Me llamo Serafín y mi deseo es poder reunirme con mi familia-.
En ese momento se le hizo el nudo en la garganta, y eso no fue todo. Los otros niños saltaban de ilusión pidiendo que sus deseos también se incluyeran. Primero fue Dimitri, negro como Baltasar, y después Torcuato. A ver Dimitri dime tu deseo.-Que me pueda reunir con mi familia-.  Y a Torcuato no hizo falta preguntarle, pero él quería asegurarse que su deseo se incluía,-Me llamo Torcuato y quiero  estar con mi familia.

Afortunadamente la bondad es contagiosa, al ver la disposición de mi amiga a colaborar en los deseos de los niños, la monitora se unió al empeño y fueron dos tarjetas. Más voluntades tendrían que unirse para conseguir lo que debía ser de justicia. Pero Inma puso al servicio de los niños su corazón y así quedó su tarjeta:
“Que Serafín pueda estar con su familia,  también Dimitri y Torcuato”.
Ni arbolitos, ni adornos, ni luces en las calles, ni tan siquiera los belenes logran transmitir el sentido de la Navidad, pero Tres Niños Magos  y una buena mujer, el día antes de Nochebuena, lo han conseguido.






domingo, 23 de diciembre de 2018

Solsticio de Invierno


INVIERNO
Solsticio de invierno, Solstitium, Sol Quieto. Ayer fue el día más corto del año, la inclinación del eje de la tierra situó al Trópico de Capricornio en la vertical del Sol, coincidiendo con el momento en que este planeta nuestro estaba situado en el punto extremo de la elipse que dibuja en su viaje anual alrededor de la estrella que le da vida. Esas dos circunstancias dieron paso al Solsticio de Invierno en el Hemisferio Norte.
A partir de ahora, poco a poco, crecerán los días, y con ellos nuestra ilusión por un tiempo mejor.






Fotografía de A. González

domingo, 16 de diciembre de 2018

¿YA ES NAVIDAD?



¿YA ES NAVIDAD?

Objetivo difícil el que se nos plantea para estas próximas fechas, hay que celebrar la paz, el amor y la hermandad, la Navidad así lo pide. Para ello contamos con ingredientes  tan poco fiables como son las reuniones familiares con sus  buenas comidas, sus  buenas bebidas y sus buenos regalos, a ser posible rodeados por el mayor lujo posible.  Justo lo contrario del espíritu inicial de estas fiestas.  Y lo peor es que todos  lo sabemos, y seguimos año tras año haciendo el paripé, por los niños, por esos niños que después serán adultos frustrados cuando les falte algo o alguien y no sean las fiestas como fueron o parecieron ser.

Y aún seguiremos celebrando porque la idea es buena y algunas veces sale bien, aunque fallos tiene que tener,  porque si no, como se explica que cuando se percibe su llegada, cada vez mas tempranamente anunciada, el sentimiento de hastío provoque la tan repetida pregunta: ¿pero ya está aquí la  Navidad? Pues sí,  ya está aquí y vamos a hacer lo que toca, porque somos débiles y no sabemos remediarlo.

Así que a celebrar la entrada del invierno según la tradición: a adornar la casa, a preparar comidas, a buscar regalos, a añorar a los ausentes, a disfrutar de los presentes y a soportar a algunos parientes, todo con mucha armonía y buena voluntad.

Y a pasarlo bien que para eso es Nochebuena y mañana es Navidad,  a andar el camino que la nieve cubrió poropompóm, poropompóm, a ver si es verdad que en el Portal de Belén hay estrellas, sol y luna y que han entrado los ratones y han roído unos calzones,  y a comprobar que, como siempre, los peces beben en el río. Pero cuidado con  el vino de la bota de Manuela que se puede liar la Marimorena y,  entre todas las noches, esta es una Noche de Paz.

Escribo este texto en serio, con su poquito de tontería, para desearos a todos: ¡¡Feliz Navidad!!

sábado, 8 de diciembre de 2018

Dogma

Tal día como hoy en 1854 el papa Pio IX, dictó la Bula Ineffabillis Deus, en la que era proclamado el dogma de la "Inmaculada Concepción de María".
El papa Francisco, con muy buen criterio de concepto y oportunidad ,ha advertido a sus fieles, y al mundo en general, sobre el peligro que entraña la divulgación de noticias falsas.

martes, 27 de noviembre de 2018

ESTO NO VALE






Esto no vale.

Llevo 45 años tributando a todos los sistemas públicos competentes para recaudar que existen en este país: Agencia Tributaria, Administración Local y Provincial, Tráfico, Seguridad Social... además de contribuir a las distintas ONG´s que me inspiran confianza y puedo. 

Y no, no quiero ver a un hombre lavarse en un pilar de la Avenida del Hospicio Viejo un 27 de noviembre a las doce de la mañana, con 12 º de temperatura ambiente, después de haber dormido en diosabedonde, en el mejor de los casos en un cajero de una entidad bancaria si no en un banco de cualquier parque cercano y al aire libre. 

Para esto no pago yo, yo quiero pagar y pagaré, pero quiero también que ese dinero que pago sirva para que las personas que viven o transitan por este país tengan los servicios necesarios para vivir con dignidad, que por cierto lo único que yo quiero es que se cumpla lo dispuesto por la Constitución, y concretamente todo lo contenido en el Capitulo III, donde están muy claros los derechos de las personas y las obligaciones de los poderes públicos. O se respeta la constitución o apagamos el país y nos vamos, aunque sea a la mierda, total, más o menos en eso lo estamos convirtiendo.

lunes, 12 de noviembre de 2018

IAJD



IAJD
(Impuesto de Actos Jurídicos Documentados)



Desde 1993 hasta hoy han pasado 25 años. En ese periodo han gobernado alternativamente los dos partidos políticos grandes de este país, unas veces con mayoría absoluta y otras con ayuda de los partidos nacionalistas y otros partidos de menor entidad. Todos ellos se han preocupado de recaudar impuestos para mantener este disparate de poli-estado que nos inventamos en 1978, todo vale 17 veces más caro, no es que tengamos servicios 17 veces mejores, es que los que hay están tendidos en zarzas, o sea que hay que dividirlos por 17. Así unos y otros se han ido inventando impuestos para que paguemos los pardillos del Café Para Todos y los de Nosotros Por Qué Vamos a Ser Menos, y así se quedan nuestros bolsillos cada vez que respiramos, en menos, en mucho menos.
Y mire usted por dónde, ahora se revela que encima de crear impuestos obligatorios, hacen las leyes confusas, y mire usted también por donde, la interpretación se hace a favor de los usureros, que en otros tiempos los hubieran quemado en la plaza pública, pero ahora resulta que son los protegidos. Y siga usted mirando y verá que el disparate no se queda ahí, después de 25 años sangrando a los infelices deudores, resulta que quién debía de pagar era el prestador, que es a quién beneficia el registro del préstamo, sobre el que se paga el impuesto, además de lucrarse con unos buenos intereses , ese registro le garantiza su recuperación.
Y ahora llega el asunto a los tribunales, que los pobrecitos con lo buenos que son, que es que son de verdad casi santos, pues resulta que un tío pesado ha empezado pin, pin, pin y ha llegado hasta el Supremo y, por lo que sea, el hombre del alto tribunal ha fallado a su favor, y no vean ustedes la que se ha liado. Los compañeros se pusieron de los nervios: que tú no sabes la que se va a liar, que mejor lo vemos nosotros, que no te enfades hombre que eso lo arreglamos, que no conviene molestar a la Bestia, y lo han arreglado, todo solucionado: que siga pagando el mismo de siempre, el que va a pagar también el préstamo y los intereses, todo, todito, todo lo tiene que pagar.
Y yo les pregunto a ustedes: ¿No han tenido tiempo todos esos gobiernos sucesivos en 25 años de aclarar a quién corresponde pagar qué y por qué?
Y es posible hasta que  Sus Señorías hayan sido justos, a lo mejor, no digo yo que no, que ya saben el miedo que le tengo a que me castigue el Señor, pero lo que sí es seguro es que el prestigio suyo de ellos propiamente, ha quedado por los suelos, con lo débil que lo tenían las criaturas.
Y aquí estamos los que nos cuesta todo tanto y tan difícil de pagar, asombrados de que todavía haya quién critica que critiquemos, y se escandalice de que un gobierno anuncie que lo va a arreglar, a ver si es verdad ¡Señoras y Señores, Abanicos y Soplaores!

sábado, 10 de noviembre de 2018

¿JAZZ?¿ ESA MÚSICA RARA??


Enhorabuena a los niños y mayores que hemos asistido esta mañana al concierto didáctico : “¿Jazz?, ¿esa música rara?” de Arturo Cid Quartet, organizado por la Obra Social La Caixa como actividad paralela al XXXIX Festival Internacional de Jazz de Granada, destinado a menores con especiales características de exclusión social, minusvalías físicas y psíquicas, 

Felicidades a la organización por elegir a Arturo Cid Franco, artista polifacético, hombre de escenario, músico insuperable, conductor y maestro, que hoy derrochando simpatía y arte ha conseguido, no cabe duda, sembrar en el publico infantil y no tan infantil la semilla de la afición por el jazz. Esa música no tan rara, que alegra y llega al alma de los que tienen la suerte de escucharla con la mente abierta.

Gracias Arturo Cid Quartet, por esas dos horas de música y cultura, hoy todos somos mucho más ricos y felices gracias a vosotros.



viernes, 19 de octubre de 2018

ES COSA DE TODOS


ES COSA DE TODOS

Porque todos somos víctimas y a propósito de lazos y cánceres, con la experiencia vivida en mi propio cuerpo que lo ha padecido y, de momento, superado, creo que la mejor aportación a la causa que puedo hacer es recordar a todo el mundo que la mejor manera de luchar contra el cáncer, de mama, de próstata, o de lo que sea, es la prevención y, por supuesto, la vigilancia. 
Una forma de celebrar estos días dedicados a la Lucha contra el Cáncer, sería hacer una buena aportación, en la medida que cada uno pueda, a la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), hacen una magnífica labor con los enfermos y sus familias, y además financian proyectos de investigación, tanto a nivel científico como social, para luchar contra la enfermedad, así como para mejorar los efectos de los tratamientos.
Y por último me gustaría decir a las personas que padecen la enfermedad que la vivan como quieran, que la única heroicidad que cabe es la que os dé la gana, que lloréis si queréis llorar, que os cabreéis, si es lo que os sale así, que nadie puede pediros más de lo que a vosotros mismos os apetezca, ningún esfuerzo por quedar bien, solo lo que os haga sentir mejor, si es que lo hay.
Y es bueno que se sepa que el reparto de lazos por las redes, o en la solapa, no sirve mucho, solo recordar que existen personas sufriendo una enfermedad, que hasta ahora la única forma que hay de remediarla es a base de sufrimiento y que tenemos que apoyarlas y hacerles la vida más fácil y animarlas para que lo lleven con la mayor paciencia que puedan, que es muy duro, duro de verdad y no es inocente.

domingo, 7 de octubre de 2018

¡PREPARADOS, LISTOS...!


Aviso a los navegantes tunantes de la política: A partir de ahora solo voy a tener en cuenta para decidir mi voto de las próximas elecciones generales, autonómicas, europeas y locales las propuestas programáticas de los diferentes partidos, siempre y cuando vayan acompañadas del estudio económico pertinente en el que se explique claramente de donde se piensa sacar el dinero para llevarlas a cabo. Asimismo tendré en cuenta las diferentes acciones que se hayan tomado por los partidos con responsabilidad de gobierno en las diferentes administraciones. Si han cumplido con lo que prometieron en campaña electoral, y si no lo han hecho quiero saber por qué. 
También tendrá especial relevancia para mi elección, la clase de oposición que han hecho los partidos que no han gobernado; si han colaborado con responsabilidad en la acción parlamentaria, si no han aireado trapos sucios irrelevantes de los adversarios, si han votado a favor o en contra en según qué decisiones, si han cumplido con su labor de oposición dignamente o se han basado en el entorpecimiento a base de zancadillas desde las otras administraciones. Ustedes me entienden ¿verdad que me entienden Unos y Otros?
Pues eso. Que lo vayan haciendo bien allí donde los hayan colocado los ciudadanos y lo demuestren, que a lo mejor fundo un partido que se dedique solamente a la revisión de la acción parlamentaria o de gobierno y de los resultados y consecuencias de las mismas.
Lo de la transparencia y eso, se lo dejo a ustedes, que algo de provecho tendrán que hacer en la materia y , si no, mejor que se encarguen las fuerzas y cuerpos de llevarlos ante la justicia, aunque esa es otra de la que no me fío ni un pelo.

¡Ay Señor! que al final me pilla el toro me ponga donde me ponga.

Bueno, gentes de bien, que lo penséis mucho,que tenemos tiempo de separar la paja del grano, a ver si esto va cambiando, que nos va el futuro en ello.

martes, 25 de septiembre de 2018

¡QUÉ MENOS¡


Porque una persona muy cercana me lo ha pedido, hoy me he acercado a las tapias del cementerio de Granada, para comprobar si el nombre de su abuelo había sido incluido entre los otros 4000 nombres que figuran en el monumento a las víctimas de la represión franquista de la Guerra Civil.

 Y si, allí estaba su nombre, con la fecha de su asesinato y su edad. Todo eso está escrito en letras de hierro troqueladas, un nombre detrás de otro en filas de diez o doce nombres, agrupadas en columnas de tres en tres, para formar paneles que se suceden dando forma a una larga valla junto al camino que bordea la tapia norte del cementerio de San José de Granada.

Desgraciada tapia, donde fueron  fusiladas, más de 4000 personas, sin juicio y sin culpa, cortando sus vidas por la mitad tras despojarlos de bienes y haciendas, por los que se habían sublevado contra el gobierno legalmente establecido. En Granada no hubo una guerra, simplemente hubo una represión asesina, orquestada por una parte de la sociedad, resentida, envidiosa y mezquina, que aprovechando la coyuntura nacional, ajustó sus cuentas con sus vecinos más sobresalientes, cualquiera que se hubiera señalado cultural, económica, social o humanitariamente, estorbaba para sus fines y fueron privados de la vida, de sus bienes y hasta de su historia.

La sencillez del monumento no le resta efectividad. Sí a mí que en mí familia no hubo ni asesinados ni asesinos y no tengo allí a nadie, la impresión me ha alterado el pulso, me imagino lo duro que será para las personas cuyas vidas han estado marcadas por esa tragedia.

Por ellos, por la vida que no vivieron, por el dolor de sus familias, por el miedo en el que crecieron, por los nietos que no conocieron, por el olvido al que la sociedad los condenó, intentaremos recuperar su historia para dignificar su memoria .

¡Qué menos!


lunes, 17 de septiembre de 2018

DETRÁS DE LOS ARBOLES ESTÁ EL BOSQUE



Que los arboles no dejan ver el bosque, es una frase proverbial alusiva al desvío de la atención de una situación en su conjunto, por fijarse en detalles menores. Más o menos ese es el sentido.

Y eso es, desde mi punto de vista, lo que está sucediendo con las noticias de estos días sobre Tesis, Másteres, Postgrados y demás títulos académicos, obtenidos y concedidos de forma fraudulenta por tramposos y sinvergüenzas,  que se han convertido en filón  para rellenar huecos en la prensa, minutos para programas de tertulias televisadas y tema fácil para columnistas. Y sin embargo no son, ni de lejos,  lo peor que han hecho ni hacen los malos políticos.

No me gusta, no me gusta que hayan hecho eso, ni las universidades ni los aspirantes a gobernantes, son tramposos e indignos, pero menos me gustan otras cosas y no se les da el bombo que se le está dando a esto, creo que todos los días debía de salir un titular en la prensa que recordara las políticas de recortes de toda índole practicadas por los gobiernos, o la falta de apoyo institucional a las energías renovables frente a los intereses de las multinacionales de las energías fósiles; o la ausencia de pedagogía al respecto de la inmigración, echándose en saco roto toda la sangre derramada por el fascismo en el siglo XX, y tantas y tantas cosas a las que se ha dado lugar, que si cada día se publicara una, otro aire sacudiría las conciencias  y se pensaría más en lo que está pasando.

En el mundo actual, que todo se sabe y todo se ve a la velocidad del rayo, bien se podía pensar a quién se le está haciendo el caldo gordo y a quién no, que estamos llegando a niveles de tontería similares a esa sociedad cerril y puritana que gasta millones en investigaciones y juicios por destapar los escarceos sexuales con una becaria, y luego son capaces de poner al frente del país más poderoso de la tierra a lo que han puesto, que veremos a ver como escapa el mundo después de cuatro años en sus manos, si es que no son ocho, cosa que dudo porque lo van a volar antes.

Los partidos políticos, todos ellos, tendrían que conformarse con la financiación que les facilita la Ley de Partidos, y si no les interesa el sistema que vayan consensuando otro, que garantice la limpieza y la igualdad de oportunidades. También deben de emplearse bien en vigilar a quién proponen para las candidaturas, habilitar todos los filtros necesarios para asegurar que nadie va a entrar en política para enriquecerse, o por estar en el paro o porque no tienen otra cosa. Tiene que haber mecanismos para garantizar la honradez, los méritos y la capacidad de los candidatos, en definitiva su idoneidad para el servicio público.

En correr la cortina de lo secundario y sacar a la luz,  además de la corrupción, los trucos y trampas de la ingeniería política de los que gobiernan bajo intereses contrarios a los ciudadanos,  va a tener que emplearse toda la sociedad, en primer lugar los servidores públicos decentes que son los primeros que los conocen, seguidos de los medios de comunicación y los partidos políticos que quieran sobrevivir con dignidad, porque es mucho lo que está en juego.

El desprestigio y el desapego de la sociedad hacia la clase política son mucho más peligrosos de lo que la mayoría de la gente se imagina, poca gracia tienen los chistes y poca gracia tiene la difusión de rumores sin contrastar o las falsas noticias, eso de repartir por las redes sociales lo primero que llega va a haber que pensárselo. Porque el precio que se va a pagar puede ser muy alto.

Exijamos a los partidos que se haga realidad la regeneración de la vida pública, hacer respetable la democracia, para que sea respetada, porque costó mucho conseguirla y es el sistema político que mejor nos va. Empezando por separar la mala hierba y cuanto antes mejor, dignificar la labor del político, eso debe ser la meta principal, porque de lo contrario es posible, y hay muchos ejemplos en la historia, que lleguen los salva-patrias y llenen las tapias de los cementerios  de agujeros y vuelta a empezar.

sábado, 1 de septiembre de 2018

Gentlemen's club

GENTLEMEN´CLUB


Esto es lo que pasa por pertenecer a clubs, sociedades y hermandades, excluyentes de género. Como tónica general a sus miembros, por muchos huevos que tengan, les salen unos cuernos como los del mismísimo demonio o peores. Y si no se lo creen, vean estas imágenes tomadas esta misma semana en la loma de la Alcazaba. ¿Que donde estaban las cabritas hembras? ¡Ah!, vaya usted a saber, lo más sospechoso es que tampoco se ven machos jóvenes por esos alrededores. La que no se consuela es porque no quiere.



El Jefe, que los tiene bien puestos


Añadir leyenda


Añadir leyenda














Fotografías de A.González

viernes, 24 de agosto de 2018

ALMIDONADA Y COMPUESTA



Fotografía de la familia de Conchita Fernández

ALMIDONADA Y COMPUESTA

Las niñas de apenas siete años se arremolinan en la calle en la puerta de su colegio. Las han traído sus padres después de vestirlas con vaporosos vestidos largos blancos, todos iguales, como si fueran pequeñas novias. Las niñas van encantadas, les han dicho sus padres que este va a ser el día más feliz de su vida, y que van a recibir muchos regalos, que van a tener una fiesta muy bonita que durará todo el día: por la mañana un desayuno con amistades de sus padres y de sus hermanos y después una comida familiar en casa de sus abuelos que viven en el campo, a la que asistirán los amigos de los hermanos y alguna amiga suya que va a otro colegio, porque las compañeras de su clase no pueden ir, ellas también hacen la primera comunión ese día y tendrán sus propios festejos.

 También, les han dicho en el colegio algunas cosas de ser buenas y de que es un día importantísimo porque van a recibir al Señor, ¡ay el Señor! Qué cosa más difícil de comprender, pero las niñas son muy chicas y no se plantean ninguna duda, no lo vas a ver, pero es el mismísimo Dios el que vas a recibir en tu cuerpo. Para eso hay que prepararse muy bien, las niñas buenas esto, las niñas buenas lo otro… Vale, muy bien, serán muy buenas, pero ¿y si el vestido heredado de la hermana no está tan blanco porque lleva tres años guardado en un baúl? Por mucho que lo limpien en la tintorería, no se consigue la prestancia de la tela nueva, pero no es cuestión de comprar otro, eso es un despilfarro. Ya se verá, a lo peor a ella la ponen en la última fila por culpa del vestido que no es todo lo blanco que debiera ser ¿cómo va a ser un día feliz con un traje pasado? Además su amiga, compañera y vecina, anda presumiendo de que ella tiene dos vestidos: el que llevaron sus hermanas, que son tres, y uno que le han comprado a ella nuevo. A la preocupación de la antigüedad del vestido, se une una nueva zozobra: han anunciado en el colegio que la fecha del evento será el día Uno de Junio ¡lo que faltaba! ¿Cuándo se ha visto una Primera Comunión fuera del mes de mayo?  A este paso va a ser difícil que sea el día más feliz de su vida,  hay serias dudas sobre esos augurios de  felicidad.

Y la preparación continúa en el colegio,  hay que aprenderse una oración que dirán todas las niñas juntas en el altar al principio de la ceremonia, una tremenda composición poética llena de  palabras raras, que no se sabe ni qué quieren decir, es inexplicable que las otras niñas se la aprendan ¡con lo difícil que es aprenderse las cosas cuando no se entienden! En ella se cumple el principio universal que afecta a muchas personas:  “Lo que no se comprende, no se aprende”, exceptuando,claro está, el caso de los lo papagayos

Como ruido de fondo un coro infantil repite una y otra vez los versos extraños: “¡Detesto a Satanás a sus pompas y a sus obras…! ¡Detesto a Satanás a sus pompas y a sus obras…! Mientras un ejército de luminosas pompas de jabon bailan por la cabeza de la niña que no puede aprender lo que no comprende.

Amanece nublado el día Uno de Junio, era de suponer, si fuera mayo seguro que haría sol. No obstante las niñas llegan alegres a la puerta del colegio, las monjas se afanan en poner orden, y organizan una comitiva en dos filas que pilla  toda la calle para acudir a la iglesia donde se oficiará la ceremonia. El tema del vestido se ha solucionado, la mayoría de las niñas lo llevan igualmente blanco-antiguo, concretamente todas las que tienen hermanas mayores, la razón económica se impone, primera lección aprendida en un día especial.

 Pero lo peor está por venir, las niñas han subido al altar mayor y las han colocado en semicírculo, el coro de las mayores canta canciones en latín, lo mejor para no entender nada, los oficiantes, el arzobispo y dos curas más, inician la ceremonia, la monja directora  ha indicado a las niñas que reciten la oración aprendida, y ellas como una sola voz declaman: “¡Detesto a Satanás a sus pompas y a sus obras…!” ¿Todas las niñas recitan?, no, algunas solo mueven los labios como si hablaran, pero no dicen nada, son las que no se la han podido aprender; pero hay una que no se calla, no puede, para ella es difícil estar callada, con toda la naturalidad está rezando su propia versión, la que a ella le sale de dentro: “¡Me cago en Satanás, en su padre y en su madre…! y se ha quedado tan contenta.

Pero su tranquilidad desaparecerá por completo cuando su amiga, compañera y vecina, que lo ha oído, le ha dicho muy escandalizada: ¿Pero qué has hecho? ¡Has dicho palabrotas en el altar! ¡Eso es un sacrilegio! ¡Si te mueres hoy, vas al infierno!
En principio se ha asustado, pero con las emociones de la jornada se ha  olvidado de la amenaza. Afortunadamente a pesar de todos sus temores ha sido un día muy divertido, todo ha salido bien. Pero conforme va cayendo la tarde la preocupación por su condición de pecadora va adueñándose de su ánimo. Ha salido a dar un paseo con su padre para lucir por última vez su traje de novia chica, y por la seguridad que le infunde la mano que la lleva le ha contado sus temores. La respuesta de su padre ha sido la habitual, se ha reído  con todas sus ganas,  y la ha tranquilizado con toda la naturalidad del mundo:

-No te tienes que preocupar porque “Cagar” es mucho más sano y mejor que “Detestar”, así que el pecado será el de las otras niñas, o de quién les haya enseñado esa oración tan fea.

Para completar y hacer más comprensible la gran lección del día, el padre le ha enseñado el refrán popular que iguala a todos los hombres y mujeres, que en el mundo han sido, son y serán, desde la base del funcionamiento de su organismo:

 “En este mundo traidor nadie sin cagar se escapa, caga el rey, caga la reina, el arzobispo y el papa”

Gracias papá.



jueves, 19 de julio de 2018

EL OLOR DEL RECUERDO




Cuando la mayor parte de la vida se puede resumir en recuerdos es que uno se ha hecho muy mayor, pero aún así se cuenta con qué, con suerte, puede quedar un buen trecho por vivir y para ese tiempo que nos queda reservamos proyectos e  ilusiones, con la esperanza de que lo mejor de la vida está por llegar. Así se ve desde el punto de vista del optimista, que los otros se las arreglen como puedan con sus miedos y sus penas, que yo me acojo a esta modalidad, disfrutando del presente mientras tanto.

Repasando los recuerdos de la infancia, buscando el más lejano para empezar el relato, encuentro sensaciones inconfundibles, y a través de ellas revivo situaciones con todo lujo de detalles, aunque no sabemos si el tiempo las ha adornado según conveniencia o fue así como todo ocurrió. Lo que si comprendo es que de todo aquello que ahora recuerdo se puede decir que surge el principio de una historia, para el mundo insignificante, pero para mí muy importante por ser la mía.

 Lo que se encuentre en mi memoria lo contaré, no porque sea de interés público sino por contribuir al entendimiento de una época y un entorno determinado, para los que han llegado después.

El olor.

El poder evocador de los olores es incuestionable, los científicos explican que el olfato tiene una fuerte conexión con el cerebro emocional y la memoria, siendo  este uno de los sentidos más poderosos del cuerpo humano no es extraño que muchos de los recuerdos estén ligados a un aroma,  precisamente a esa forma de guardar o evocar sucesos es a lo que se llama memoria olfativa.

También dicen los estudiosos que los primeros olores que percibe el niño ocupan un lugar privilegiado en el cerebro, sobre todo cuando van unidos a otras sensaciones agradables, es por eso que recurro al olor para buscar los recuerdos más antiguos de mi existencia, advirtiendo a los lectores que los voy a llevar a la primera parte de la década de los años 50 del siglo pasado. ¡Casi nada!

Es un día de invierno, lo sé porque llevo calcetines y hace frio, en casa siempre hace frio, hasta en verano hace frio; vivimos la mayor parte del tiempo refugiados en la enorme mesa camilla donde un brasero nos ampara, de allí no nos sacarían ni los bomberos si empezara a arder; al pasillo del enorme y decimonónico piso le llamamos Siberia, cualquiera se atreve a ir al cuarto de baño, aguanta uno lo que pueda, a lo mejor aguantando un rato se pasan las ganas y ya se irá  a la próxima, cuando no haya más remedio, y así al menos nos habremos ahorrado una tiritona.

Llaman a la puerta, de los usuarios de la mesa camilla no se mueve ninguno para ir a abrir, alguien del territorio de la cocina lo hará, porque de esas llamadas se vive en esta casa, será un cliente de mi padre de los muchos que acuden a diario al despacho o  quizás sea un pasante o el cartero, a mi no me importa ninguno, como soy chica no me dejan abrir la puerta, que si me dejaran me saldría a la calle que es lo que a mí me gusta.

Al poco rato mi padre entra en el cuarto de estar con una enorme cesta que emite un olor embriagador, es un aroma delicioso que invita a comerse lo que sea que haya dentro: la masa recién horneada emite vapores que delatan la deliciosa mezcla de huevos, harina, aceite, canela, azúcar y limón, que ha sido procesada y está ocupando, dividida en pequeñas porciones, las cestillas de papel característico, son magdalenas caseras, que cuando están recién hechas dejan de ser un dulce corriente para convertirse en uno de los mejores manjares que ha creado la repostería.

-Aquí dejo esta cesta de magdalenas que ha traído un cliente, las acaba de hacer su mujer, todavía están calientes. Guardadlas que no se pueden comer hasta que no se enfríen, que pueden sentaros mal.

Mi madre muy diligentemente ha guardado la cesta en el repostero, ese mueble del comedor estilo colonial, tan común en aquella época, que servía para guardar las mantelerías y demás enseres de la mesa,  las cajas de galletas y cosas así o los costureros de mimbre con flores de fieltro en la tapa, había sitio para todo en los reposteros aquellos. Le ha hecho un  sitio a la cesta en el espacio de abajo del mueble, que se cierra con dos puertas, y sin preocuparse por nada más se ha vuelto al cuarto de estar a sentarse en su mesa camilla.

Desde que llegó el preciado regalo la niña no piensa en otra cosa que coger una magdalena y comérsela, pero ha advertido que eso no puede ser por estar calientes, además los niños de aquel tiempo no cogían nada, por muchas ganas que tuvieran, sin que se les diera permiso, así eran las cosas. Su cabeza de cuatro años no para de estudiar la manera de conseguir su propósito, hasta que en un descuido, y aprovechando su reducido tamaño, sale de la habitación sin ser vista, va al comedor y lo mismo que cupo la cesta, ella cabe en el mueble, entra por la misma puertecilla y la cierra tras de sí. La cesta desprende un calorcillo agradable y el olor es embriagador, primero coge una magdalena y se la come entera, después otra y después, como ya no le caben más en su cuerpo pequeño, opta por comerse solo la capa de encima, una costra de azúcar endurecida por el calor del horno y aromatizada por la canela, que desde ese momento será uno de los sabores que no podrá olvidar mientras viva,  aún hoy día,  si puede, lo primero que se come de los dulces caseros de horno es el azúcar que los cubre.

Dentro del repostero se está bien,  el calorcillo de la cesta y lo reducido del espacio convierten al escondite en un hábitat confortable que invita al sueño, como la digestión de tanta magdalena requiere una buena siesta se ha dormido plácidamente.

Por muchos niños que haya en una familia o por muy grande que sea la casa, y aquella lo era, no se tarda mucho tiempo en echar de menos al más pequeño si lleva un buen rato desaparecido, y después de buscar por un sitio y por otro,  mirar debajo de todas las camas y en todos los rincones sin encontrar a la niña la alarma se ha  disparado, tanto es así que se ha pensado recurrir a la policía, aprovechando que uno de los pasantes del padre es inspector se le ha encargado la investigación, concluyendo que en alguna parte de la casa tiene que estar, porque la puerta del piso ha estado cerrada, siendo imposible para la niña abrirla sin recurrir a una persona mayor debido a su pequeña estatura.

Con el alboroto familiar, en el que participan vecinos y pasantes, la niña se ha despertado y ha abierto la puerta del repostero disponiéndose a salir de su escondite feliz. El grito de su madre la ha asustado y se ha puesto a llorar, piensa que todo lo malo que ella ha hecho ha sido comerse las magdalenas sin esperar a que se enfríen, no entiende la regañera de su madre y se refugia en los brazos de su padre, como siempre, que, una vez liberado del susto, se ríe a carcajadas cuando ve las magdalenas destrozadas como si una legión de ratones hubiera pasado sobre ellas.

Y hasta aquí el recuerdo que me ha traído el aroma del bizcocho que se cuece en el horno. No hay duda del perfecto funcionamiento de mi “memoria olfativa”, que en esta ocasión ha servido para dar a conocer al mundo mi “Salida del Armario”. Aunque es verdad que dicho concepto ha cambiado mucho de significado con el paso del tiempo.

Tengo que reconocer que esa no fue la única vez que me investigó la policía, pero dejemos que algún otro sentido ejerza su poder de evocación y traigan más recuerdos que den lugar a otros relatos.