jueves, 22 de diciembre de 2016

FELICES FIESTAS








Solsticio de invierno, Solstitium, Sol Quieto. Ayer fue el día más corto del año, la inclinación del eje de la tierra situó al Trópico de Capricornio en la vertical del Sol, coincidiendo con el momento en que este planeta nuestro estaba situado en el punto extremo de la elipse que dibuja en su viaje anual alrededor de la estrella que le da vida. Esas dos circunstancias dieron paso al Solsticio de Invierno en el Hemisferio Norte.

A partir de ahora, poco a poco, crecerán los días, y con ellos nuestra ilusión por un tiempo mejor. Qué festejéis el momento con toda la felicidad posible, queridos amigos, que es lo que yo deseo para todos vosotros.

Con ésta foto de mi Belén de tiempos mejores ilustro este texto que me ha salido "medioqué" y prometo que volveremos a los belenes, los arbolillos, las uvas, los champanes y los roscones, es cuestión de tiempo.

lunes, 5 de diciembre de 2016

POR QUÉ, PAPÁ, POR QUÉ?

¿POR QUÉ, PAPÁ, POR QUÉ?

Hoy he visto algo en la calle que no sé cómo calificar. Lo que sí sé es que se impone un consenso en materia de educación en este país, pero no solo para formar a los niños, porque primero va a ser necesario llegar a un acuerdo, una especie de pacto o lo que sea, que establezca la obligatoriedad obligatoria de pasar por una mili civil que enderece a los que quieran ser padres, que no, que no se puede dejar en manos de tanto insensato la formación de los nuevos españoles, si es que queremos que el país tenga futuro.

Paseando por la Carrera del Genil venía un matrimonio con su hijo, los padres eran guapos y elegantemente vestidos, ropa de sport de marca y buena estatura, buena crianza sin duda, el hijo no tendría más allá de los tres años e iba detrás de sus padres lloriqueando porque quería ir a que le compraran algún juguete a El Corte Inglés, que en estos días luce sus reclamos navideños impúdicamente. De pronto algo llamó la atención del niño en el lado contrario y, con la inocencia propia de su edad, preguntó : "¿qué le pasa a ese hombre papá?", señalando a un hombre que pide limosna de rodillas en el suelo, desnuda la mitad del cuerpo para que se vea el muñón que le dejó la amputación de un brazo a la altura del hombro, consecuencia de algún accidente o enfermedad ,otro día se analizará el tema de la mendicidad y las obligaciones de los estados con estas personas, hoy vamos a el niño y los maleducados de sus padres, ante la pregunta del niño, el padre ha mirado a su derecha y ha visto al hombre y su contestación no ha sido mejor por ser tan rápida:" Ese hombre está así por malo, porque cuando era chico pedía muchos juguetes y muchos caprichos y por eso está castigado a estar así para siempre".

¡Chupa del Frasco Carrasco!

He tardado un rato en reaccionar y al final, como no sé por donde coger la idea de este muchacho, la he traído aquí para que los pedagogos, psicopedagogos, maestros, profesores, educadores todos, psicólogos, psiquiatras, padres, madres, abuelos y abuelas, titos, titas, hermanos mayores y menores, público y pública en general, me digan a mi si eso está bonico o qué.